El secretario de Energía, Darío Martínez, pidió la renuncia del subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, en medio de las pujas por los ajustes tarifarios de “transición”. Además, se confirmó un aumento del 9 por ciento promedio para las boletas de luz, tal como había anticipado este medio.

Según pudo saber Tiempo, la renuncia de Basualdo es inminente y los nuevos valores de la tarifa regirán desde el 1º de mayo. El pedido se da también en medio de una interna en la cual un sector del gobierno liderado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, busca ajustes más importantes en las tarifas, a partir de una lectura estrictamente económica, y otro, que responde políticamente a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que busca moderar los aumentos en línea con el discurso presidencial de tener “tarifas justas, razonables y asequibles”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En este marco, Basualdo responde a CFK y pretende aumentos de un solo dígito, lo cual finalmente se confirmó. Sin embargo, al mismo tiempo, se le pidió la renuncia, la cual fue rechazada por el propio Basualdo en tanto no se la pidiera Alberto Fernández. En ese sentido, desde el entorno del subsecretario desmintieron incluso el pedido de renuncia y aseguraron que sigue firme en el cargo.

La interna es clara y profunda. Ha quedado a flor de piel anteriormente en declaraciones públicas tanto de Guzmán como de Basualdo (y de Federico Bernal, que también responde a CFK, en materia de gas). Por un lado, las necesidades macroeconómicas del gabinete económico. Por otro, la posición política de no llevar a cabo grandes ajustes a un bolsillo ya golpeado de la población; sobre todo, en el marco de un recrudecimiento de la crisis sanitaria. Por ahora, no queda claro si hay ganadores o perdedores en esa interna.

Con todo, el aumento de un dígito va a contramano de las pretensiones de las empresas del sector, que en la audiencia pública pidieron aumentos de entre el 28 y el 45% para todos los usuarios.