Descubrir a David Bowie antes de que fuera David Bowie, mostrando el doloroso recorrido que lo llevó a descubrirse él mismo como artista. Ese es el objetivo del film inglés “Stardust” de Gabriel Ronge, que tuvo su estreno mundial en la 15a. Fiesta del Cine de Roma.

Un film que muestra el difícil inicio de carrera del “Duque Blanco”, cuando ninguna de las canciones que escribía o interpretaba recibían el favor del público y de la crítica, con algunas excepciones como “Space Oddity” o The Laughing Gnome”, y él mismo dudaba de su propio talento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El film, escrito por el mismo Range y Christopher Bell, se inspira en la fallida gira que Bowie planeó para realizar en Estados Unidos en 1971, la cual debió cancelarse por múltiples motivos.

Fue el año en el que Mercury Records, que lo tenía bajo contrato exclusivo, se negó a publicar sus canciones, pero accedió a financiar una pequeña gira. A través de una serie de peripecias, Bowie afrontará sus miedos y sus angustias (el miedo a heredar la esquizofrenia que afligió a tres de sus tías y a su hermanastro dilecto, la angustia de no saber qué rumbo tomará su carrera) y asumirá este miedo que lo llevará a crearse una serie de alter egos como Ziggy Stardust, Aladdin Sane, Halloween Jack y The Blind Prophet.

El protagonista es Johnny Flynn, él mismo actor y músico rock, que canta con su propia voz las canciones que interpreta en el film, ninguna de las cuales –por una cuestión de derechos comerciales– ninguna es de David Bowie, y logra una recreación perfecta del personaje, a partir del tono de voz y el movimiento corporal.

“Yo quería hacer una película sobre todos los elementos que contribuyen a formar la personalidad de un artista -declaró Range en el catálogo del festival- eso que lo empuja a ser como es o a como mostrarse”.

“No me interesaba hacer una biografía de Bowie ni a presentar una antología de sus grandes éxitos -agrega – si no mostrar algo nunca visto, ese viaje interior emprendido por el artista para convertirse en el David Bowie que todos conocemos y amamos”.

Range reconoce la fascinación por el personaje que desde chico le hizo comprar todos sus discos y leer todas sus entrevistas y todos los libros escritos sobre él.

Incluso escribió un guión para el film “Lust For Life” sobre el año que pasaron juntos en Berlín Bowie e Iggy Pop en 1974. 

El film, estrenado en Roma el último viernes, termina con el legendario concierto en 1972 en el que Bowie, vestido con los estrambóticos trajes que le confeccionaba su espos, crea y lanza el glam rock, el primero de los estilos que irá creando en las sucesivas etapas de su extraordinaria carrera.