Sony firmó un acuerdo con Netflix en el que le cede los derechos de exhibición de sus películas vía streaming luego de su proyección en salas de cine. La empresa, uno de los estudios más poderosos de Hollywood, es una de las pocas de su rubro que no avanzó con la iniciativa de crear una plataforma propia para vender sus productos a través de un servicio de distribución online.

Según informó el portal especializado en noticias del espectáculo, el acuerdo regirá a partir de 2022 y en principio se extenderá por cinco años. El año próximo Sony tiene previsto el estreno de títulos como Morbius, adaptación de una historieta de Marvel Comics; Uncharted, basada en el popular videojuego homónimo con Tom Holland y Mark Walhberg en los roles protagónicos; o la película de acción Bullet Train, con Brad Pitt y Lady Gaga. Y por supuesto, la esperada secuela de Spider-Man: un nuevo universo, ganadora del Oscar a Mejor Película Animada en 2019. En el futuro, Netflix también podrá contar con las principales franquicias de Sony, como la saga de aventuras Jumanji y la comedia policial Bad Boys.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde 2006, el socio de Sony había sido Starz, propiedad de Lionsgate. Ahora, a diferencia de Disney (Disney+), NBCUniversal (Peacock), WarnerMedia (HBO Max) y ViacomCBS (Paramount+), Sony decidió apostar por esta alianza con Netflix en vez de avanzar en una plataforma propia. Con el pacto, Netflix tendrá acceso a una nueva cartera de películas de primera línea, entre ellas, contenido de Marvel que había estado fuera de su alcance desde el lanzamiento de Disney+. Según los términos del acuerdo, incluirán futuras entregas de las sagas de personajes como El Hombre Araña y Venom.

«En Sony Pictures, producimos algunos de los mayores éxitos de taquilla y las películas más creativas y originales de la industria. Este emocionante acuerdo demuestra aún más la importancia de ese contenido para nuestros socios de distribución a medida que aumentan su audiencia y ofrecen lo mejor en entretenimiento «, dijo Keith Le Goy, presidente de distribución mundial de Sony.