Como pocas actividades de la vida social, el mundo del teatro se enfrentó a un hecho inmanejable durante 2020. La llegada del Covid-19 a las artes escénicas golpeó de lleno en la vida de actores, actrices, productores y todos los que de forma directa o indirecta se relacionaban con esa esfera de las representaciones.

Con la totalidad de las salas del país cerradas por la pandemia, el teatro sufrió la falta de ese indispensable ida y vuelta que función tras función se daba con el público, generando una sensación de vació que sumió al sector en un gran signo de pregunta. Es cierto que con la reciente apertura de las salas teatrales se vive una sensación de respiro, pero las necesarias características de los protocolos hacen que nada sea comparable para el público como para los protagonistas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Primero vía streaming y luego con la presencialidad, lo cierto es que el teatro comenzó a levantarse luego de una inactividad de meses. Aquí entonces un compendio de algunas obras, que más allá de las obligaciones sanitarias, llegaron para quedarse y reactivarle energía al complejo panorama local.

Muy bodas de sangre

El Complejo Teatral Buenos Aires programó la emisión vía streaming de Muy Bodas de Sangre, una producción audiovisual dirigida por Vivi Tellas y Agustina Comedi de innegable inspiración con la obra escrita por Federico García Lorca. Esta relectura de la tragedia del célebre escritor español protagonizada por Cecilia Roth y Maite Lanata, fue pensada por sus directoras como una triple entrega que no se agotaba el día de su estreno. La propuesta fue ampliamente celebrada por la prensa y el público, generando un notorio interés en ámbito del teatro para pantallas en el marco de la pandemia.

Happyland. Extractos y perfumes

Triste, sola y derrocada por la última dictadura militar, Isabel Martínez es confinada a un lugar de la Patagonia. En ese espacio habrá confesiones, arrepentimientos y hasta prácticas espiritistas, algo que evidentemente tiene cautiva a la ex presidenta. Recordando su pasado, añora su ex espacio como figura dominante de su país, pero también extraña sus días como una atractiva y feliz chica de cabaret en un país de Centroamérica. De esa forma transcurre Happyland, la obra del director Alfredo Arias y el dramaturgo Gonzalo Demaría que cuenta con la actuación de Carlos Casella, María Merlino y la música de Axel Krygier. Fue una de las grandes obras del 2020 que puede verse de manera gratuita.

El Bululú, antología endiablada

Otra de las grandes sorpresas que se dieron de manera presencial en 2020 fue la reposición de El Bululú, antología endiablada. Protagonizada por Osqui Guzmán, esta obra que cumple una exitosa sobrevida luego de su estreno formal una década atrás, regresó con una fuerza inédita en el escenario de la pandemia. Fue una de las primeras en volver con un carácter presencial bajo un estricto protocolo y una de las primeras también en agotar entradas. De una y varias formas, la historia de una familia boliviana que emigra a Buenos Aires en busca de una mejor suerte se robó el favor del público local alrededor de las boleterías recién abiertas. Para los que no la vieron pero quieran verla, en febrero 2021 en el Teatro 25 de Mayo tendrán otra chance, aunque solo durante sólo cuatro funciones.

La materia oscura

Otra obra ampliamente celebrada por la crítica y el público. Con guion y dirección de Daniel Veronese y Mariano Saba, lo que se ve en pantalla es una trama dramática donde todo transcurre en un mismo espacio de exposición. Se trata de una escena continuada donde quien mira puede percibir la fuerza del teatro sin muchas ornamentaciones ni accesorios. Estrenada el 10 de diciembre último por intermedio del sitio web de la sala El Camarín de las Musas, no tuvo que pasar mucho tiempo para que esta historia se anotase como una de las más vistas (y más elegidas) por los críticos teatrales locales. Afortunadamente, La materia oscura puede verse todavía en la cartelera vía streaming.

Monólogos de la peste

Convocados por la sala Caras y Caretas, una serie de escritores y actores presentaron escritos para dar cuenta de la experiencias que vivieron en esta etapa de confinamiento. De ahí salieron unos diez micro monólogos (de un total de 2500) elegidos por Mauricio Kartún que le dieron forma a Monólogos de la peste. Después de un gran paso dado en el estreno de noviembre pasado, la obra en la que actúan Gustavo Garzón, María Onetto, Luis Ziembrowski , entre otros, volverá a estar disponible el 24 de enero a las 21 para su streaming vía www.alternativateatral.com

Felices los felices

Analizando las características de los vínculos afectivos donde todas las sensaciones son puestas en análisis (pasando por el amor, drama y el humor), Julieta Díaz y Peto Menahem le dieron vida a Felices los felices, la obra de la francesa Yasmina Reza donde la naturaleza de las parejas felices es puesta bajo un microscopio. De ese libro, Daniel Veronese seleccionó tres cuentos donde los desencuentros y las búsquedas forman un atractivo pack para entender la compleja situación de quienes se eligen para formar una pareja. Esta fue otra de las obras que bajo el tamiz de un director como Veronese adquirió una nueva perspectiva, algo que afortunadamente el streaming pudo llevarle al público.

Después de nosotros

La obra de Julio Chávez y Camila Mansilla fue otra de las pocas que pudo llegar al concepto de público presencial. Con protagónicos del autor, Alejandra Flechner y María Rosa Fugazot, la trama toca aspectos sensibles de unos padres que tiene un hijo con capacidades diferentes. ¿Quién cuidará de nuestro hijo cuando nosotros no estemos? Esa es la pregunta que en un momento guiará un replanteo familiar imposible de dejar de lado. Por streaming o bajo protocolo sanitario, la obra puede verse de miércoles a domingo a las 20:30 en Paseo La Plaza, Av. Corrientes 1660.

La suerte de la fea

Dirigida por Fede Berthet, la obra de Mauricio Kartún para muchos se volvió un clásico. Y por ese apoyo que tuvo en el pasado pudo volver al presente. Bajo el protagónico de Luciana Dulitzky, la propuesta del director recorre el universo de principio del siglo 20 en Buenos Aires donde jóvenes mujeres atractivas que eran parte de una orquesta de señoritas eran observadas por múltiples varones. Ahí, una violinista de gran talento, quebrará el molde de su tiempo para que nada vuelva a ser como antes. Desde noviembre, esta propuesta goza nuevamente de la presencia del público en el Teatro El Picadero.

Yo, Encarnación Ezcurra

Otra de las grandes obras que regresaron en periodo de pandemia. Con el protagónico de Lorena Vega (y la dirección de Cristina Escofet), la vida de la esposa de Juan Manuel de Rosas vuelve a un lugar central. Se trata de los días de una mujer de la no hace mucho tiempo la historia supo rescatar como centralmente influyente en el tiempo y transcurrir de uno de los hombres más controvertidos, amado y cuestionado de la política de nuestro país. La propuesta de Escofet estuvo disponible los sábados de Noviembre con gran repercusión del público, pero nada hace suponer que en 2021 no vuelva a ser viable sobre las tablas de un teatro de Buenos Aires.

20 estrategias para negar la realidad

El streaming de pandemia supo rescatar grandes propuestas teatrales, entre ellas ésta donde 13 performers proponen un recorrido donde el vértigo es ley. En ese contexto, la obra estipula seguir un procedimiento que funciona como un mapa donde las dimensiones y las exigencias suelen alcanzar algo inesperado. Celebrada por muchos críticos locales, “20 estrategias…” propone una nueva instancia de las artes escénicas, algo que en sólo 45 minutos no siempre es fácil de llevar a la pantalla. La obra puede verse en la web de www.alternativateatral.com