El documental póstumo de Fernando “Pino” Solanas, magistralmente titulado Tres en la deriva del acto creativo, llega en el momento justo: cuando el desasosiego es moneda corriente y las personalidades inspiradoras son cada vez menos numerosas. La película, que se estrena ayer en el Festival de Mar del Plata, despliega una multitud de reflexiones en torno al misterio de la creación artística en las que Pino une su voz a las de sus dos grandes amigos de la vida: el pintor Luis Felipe “Yuyo” Noé y el dramaturgo y actor Eduardo “Tato” Pavlovsky.

Buenos Aires, París, el exilio, el cine, la pintura, la actuación, el drama, la escritura: los protagonistas abordan la trama inmensurable de la creatividad humana a la luz de conceptos, pensamientos y experiencias. Pino, Yuyo y Tato, acompañados por sus respectivas familias, se sumergen en una suerte de interpelación colectiva mientras la película va desentrañando la trayectoria íntima de sus obras, ese caótico e indescifrable telón de fondo que deviene arte por gracia de la imaginación, el azar y el lenguaje.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pero más allá del escenario conceptual en torno a la condición dialéctica, latente y crítica de la creación, el documental es un canto a la amistad, a la vida, al tiempo: una tierna meditación sobre el pasado que nos hace pensar, sonreír y emocionarnos mientras se nos hace presente el deleite poético que anida en el talento y la creatividad de cada uno. Los testimonios de las actrices Ángela Correa y Susana Evans, esposas de Pino y Tato, de Juan Solanas, Gaspar Noé, Martín Pavlovsky, Victoria Solanas y Paula Noé Murphy amplifican aún más el itinerario de quienes sin lugar a dudas están entre los artistas argentinos más importantes de todos los tiempos.  

Quizás no exista mayor elogio de una obra que señalar su estricta necesidad, su pertinencia histórica, ética, cultural. Tres en la deriva del acto creativo es todo eso: nos muestra que el arte es una responsabilidad vital, en un momento de una complejidad social inédita. Junto con la profunda emoción que nos sugiere, la película es un regalo maravilloso, hecho a la medida de una obra cinematográfica enorme. La hermandad que une a Pino, Tato y Yuyo nos conmueve y convoca a recuperar no solo lo mejor de nuestra historia, sino también de nuestra breve vida. Allí donde debemos dirigirnos, en busca de respuestas a preguntas que no nos hemos formulado aún.       

¿Cuándo?

Tres en la deriva del acto creativo. Disponible en el sitio oficial del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Proyecciones en el CCK: los sábados 20 y 27 de noviembre y el 4 de diciembre. Estreno comercial en cines: 9 de diciembre.