Levante la mano qué mujer dice abiertamente que anoche se masturbó. ¿O que se compró un vibrador, del mismo modo que dice que se compró un jean?

Tiempo atrás ni podríamos hacer estas preguntas. Pero hoy, las manos se empiezan a levantar, los silencios a destapar, y los gemidos suben el volumen. Las mujeres también nos masturbamos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Mejor hablar de ciertas cosas

La doctora Fabiana Taul es médica tocoginecóloga feminista. Es autora del libro La soberanía de nuestros cuerpos y tiene su cuenta de Tik Tok, @lafabigineco con información, datos y consultas ginecológicas.

“Primero, es necesario aclarar que vamos a hablar de masturbación de personas con vulva. Lo femenino va más allá de los genitales. La sexualidad, incluyendo la masturbación de las personas con vulva, está hoy en escena. Hoy se nos reconoce como personas con capacidad de desear y gozar, y eso nos habilita a poder nombrar lo que escondimos por años”, afirma la doctora.

La visibilización de este tema, y poder hablarlo es, según Taul, gracias a la ola feminista. “También las jornadas de ESI cumplen un rol fundamental en el aprendizaje, y en validar el autodescubrimiento y goce. Es por eso que es importante la mirada integral y con perspectiva de género en la educación sexual; y que no se remita solamente a la mirada biologicista que apunta meramente a lo reproductivo”.

Durante años la masturbación fue un tema tabú, sobre todo cuando se trata de personas vulva. “Da pudor porque es desconocido. Culturalmente se representó, durante años, a la masturbación como ‘el premio consuelo’ de la persona que no tiene sexo con otra persona (en las películas se veían vibradores en los personajes de “tías solteronas”). Además, los varones tenían mucho más habilitada y naturalizada la masturbación”.

Las preguntas con respecto a este tema no son algo extraño en el consultorio de Fabiana. “Me consultan bastante. Y, también, es una pregunta que agregué a la historia clínica. Me preguntan mucho sobre sumar algún vibrador o juguete. Les adolescentes consultan hasta la forma en que deben masturbarse. Creo que hay mucha información en redes que a veces puede generar cierta opresión: esperan eyacular en todas las masturbaciones porque vieron un post o video. Por eso, insistimos en que la información debe ser brindada por la ESI”, destaca.

“¿Por qué creés que hay una voz colectiva sobre que el mejor sexo es con una misma?”, consultó Tiempo a la especialista. “Porque el sexo con otre está planteado desde el falocentrismo, dando a la penetración como protagonista. Las personas vulvoportantes encontramos placer con la estimulación del clítoris, puede ser directa a través de masajes o de manera indirecta, estimulando”.

Según Taul, masturbarse tiene varios beneficios. “El más importante es que permite acceder al conocimiento y aprendizaje propio del cuerpo, habilitando el goce y el placer. Da lugar a un momento de intimidad personal. Pero es importante destacar que nada debe ser una obligación, si no, se vuelve mandato”, opina. “Por ejemplo, la escena de Mónica de Friends con el famoso ‘seven seven’ no es tan así. Hay tantas zonas erógenas como partes de cuerpo existen: piel, cuello, senos, clítoris, ano, cerebro, pero hay que conocerlo con tiempo, libertad y disfrute. Hay que darse placer y aprender”.

Maternidad y masturbación

Ese momento tan particular de las personas gestantes puede ser complejo en términos de deseos y goce. “Lo importante es no forzarse a hacer algo si no queremos. Y si realmente queremos, buscar el tiempo y espacio”, asume la doctora.

“Es importante nombrar y usar las palabras correctas, pero sin invadir el espacio. Brindar la información que nos soliciten. Es necesario nombrar los genitales con su nombre y no con apodos. Y, en relación con los juguetes sexuales, ellos también deben tener su espacio ya que forman parte de nuestra intimidad. Si nuestros hijes llegaran a encontrarlos lo mejor es dar una respuesta sencilla, verdadera, pero no sobreinformar”.

La charla con les hijes tiene un lugar especial porque en algún momento serán ellos quienes comiencen a masturbarse. “Para acompañar a nuestrxs hijxs en el descubrimiento de su propia sexualidad y masturbación lo importante es dar la información que nos piden, acompañar sin limitar sus libertades y autodescubrimiento. Si surge el tema, hablen con naturalidad. Es importante reconocer si no estamos preparadxs o si no contamos con suficiente información e intentar encontrar las herramientas para acompañar a nuestrxs hijxs”. «

Tiendas eróticas y sex shop

Para los responsables de Sex Shop Savage(@sexshopsavage), la mayoría de las clientas son mujeres, aunque también hay parejas. “Hay una oferta de más de 900 productos y puede resultar un poco abrumador. Consultan mucho sobre cómo incorporar juguetes a la pareja”, afirman. “Notamos un cambio en la manera en que se habla de la masturbación femenina. Esto impactó no solo en la manera en que las mujeres se expresan sino también en la evolución de los juguetes sexuales”.


En el caso de Soberanía sexual (@soberania.sexual), se define como una tienda erótica feminista online de “La Fabi” y su hermana.


Es una tienda feminista ya que priorizan el placer de las personas con vulva. No tienen juguetes fálicos sino vibradores, dildos y cosmética para favorecer el disfrute. Los productos que más venden son los vibradores del estilo Rabbit: estimulan el clítoris de manera directa externa y también indirecta a través de la vagina. Pueden ser utilizados de manera individual o con pareja.