Argentina es un país modelo en cuanto a ampliación de derechos. Las leyes de matrimonio igualitario e identidad de género; la de aborto legal seguro y gratuito; la Ley de cupo laboral trans; y la reciente entrega de los primeros DNI no binarios que reconocen la identidad de género de las personas que se identifican por fuera de las normas binarias de género; son algunos de los grandes avances que forjan a una sociedad más justa. En agenda, entre otros temas, queda pendiente profundizar en materia de Educación Sexual Integral en todos los niveles y modalidades, en establecimientos públicos y privados de todo el país, junto a una fuerte campaña de concientización en los diferentes medios, para que este ítem escape a risas burlonas y comentarios desagradables como ocurrieron en las últimas semanas, luego que se difundiera que el gobierno nacional adquirió penes de madera para la ESI.

Paralelamente, las organizaciones sociales y políticas, implementan sus propias estrategias en materia de derechos y acceso a la salud. En este caso, el Frente de Mujeres del Movimiento Evita comenzó un recorrido por todo el país en un camión de salud sexual transfeminista, para facilitar el acceso a la salud desde una perspectiva de género. Desde este lunes 26 de julio hasta el próximo 5 de agosto, recorre los diferentes barrios de la Ciudad de Buenos Aires y, una vez finalizada su misión en el distrito porteño, visitará otras localidades de la zona metropolitana, todo el gran Buenos Aires y la Provincia, para luego continuar viajando por parte del territorio nacional.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El camión sanitario transfeminista partió desde Almafuerte y Caseros en el barrio de Parque Patricios, rodeado de referentes sociales, junto a funcionarias y activistas feministas, como Malena Garmarini, Verónica Gago y Lucía Cavallero, entre otras. El objetivo principal de la campaña es ofrecer prestaciones de salud sexual desde una perspectiva integral y transfeminista a todas las personas que se acerquen hasta el camión sanitario. En cada parada, la organización despliega diferentes acciones vinculadas al acceso de diagnóstico, el derecho a la información y la provisión de insumos. Entre los servicios de salud totalmente gratuitos que brinda en su recorrido se encuentran: atención ginecológica y diagnóstico de imágenes como ecografías y mamografías, destinado a mujeres, lesbianas, varones trans y no binaries, desde la adolescencia.

“La idea nace porque en el marco de la pandemia hemos detectado que en los hospitales públicos la atención se concentró en los contagios de coronavirus, y varias prestaciones médicas se suspendieron y eso hizo que nuestras compañeras pospongan la atención de su salud porque no podían acceder a lugares privados”, describe a Tiempo Ceci Barros, militante feminista, docente del nivel primario, promotora de salud y de género; y precandidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires dentro del Frente de Todos.  “Estamos convencidas de que los movimientos sociales somos parte de la solución de los problemas de la Argentina, y pensamos este espacio como una de las herramientas principales para acompañar la reconstrucción de nuestro país”.

Las encargadas de organizar la recepción y atención de cada paciente son las promotoras de Género, Diversidad y Salud del Movimiento Evita. Cada persona que quiera ser atendida, aguardará en “salas de no espera”, con el fin de que, en ‘el mientras tanto’, puedan participar de charlas, talleres, juegos y espacios de recreación que otorguen información y permitan reflexionar sobre diversas temáticas que hacen a la salud sexual integral. Las actividades que se realizan en las “salas de no espera” son: el derecho a la información fehaciente y actualizada; prevención en violencia de género; erradicación de la discriminación; justicia menstrual; educación sexual integral; crianzas libres; lactancia; derecho al goce; y atención al consumo problemático de sustancias.

“Hemos conquistado mucho con la Ley de Identidad de Género y con la Ley de Cupo Laboral Trans, pero todavía nos falta bastante. Hay que seguir profundizando las transformaciones a nivel social, y lo que nosotras hacemos con éste camión además de acercar la atención médica y gratuita, es discutir también la construcción de sentido de la salud; ya que en este espacio se respeta la diversidad popular, comunitaria y que sea integral, desde la cuestión social, económica y afectiva”, concluye Barros.

Para aquellas personas que quieran conocer el recorrido del camión, saber las provincias y localidades en las que se encontrará en los próximos días, y que quieran recibir atención médica gratuita, pueden escribir al Instagram del movimiento: Mujeres Evita Nacional.