La Cámara del Crimen confirmó el sobreseimiento del actor y productor Adrián Suar en la causa en la que había sido acusado de plagio de un libro del escritor Daniel Frescó para filmar la película El fútbol o yo.

La Sala Sexta del tribunal reconoció que entre el libro de Frescó, titulado Enfermo de Fútbol, y la película de Suar, existen similitudes. Pero contrapuso: “más allá de observarse similitudes -que no parecen trascendentales-, resulta incuestionable que el tópico de los derechos adquiridos efectivamente gira en torno a una persona adicta al futbol”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Un peritaje ordenado por el juez de primera instancia, Alberto Baños, había determinado siete puntos de similitud: “fanatismo universalista al fútbol; el título de la película  se encuentra presente en la página 94 de la novela; coincidencia en edad, clase social, estructura física de los personajes; ambos tienen pareja -con quien se genera un conflicto por el deporte- y dos hijos; ven partidos de fútbol en diversos dispositivos electrónicos; los protagonistas llevan una agenda en la que anotan los partidos que quieren ver (Se menciona en ambos un encuentro entre “Manchester City/Tottenham”) y existen “escenas que tratan sobre un corte de luz y una que hace referencia a la muerte -visita a un cementerio y a una sala de velatorios-”.

No obstante, los jueces Marcelo Lucini y Magdalena Liaño evaluaron el peritaje, leyeron el libro y vieron la película. Y concluyeron que “los puntos en común que ambas presentan no alcanza para hablar de una violación” a la ley de propiedad intelectual.

“No advertimos que la ‘originalidad’ que presentaría la novela de Frescó -fanatismo universal- permita hablar de una creación propia que, al estar también presente en El fútbol o yo lleve a la conclusión que estamos ante un plagio”, resumió el fallo, al que tuvo acceso Tiempo.

Suar había explicado que había comprado los derechos de un libro belga, también sobre la temática del fútbol, titulado Je suis supporter du Standard (Yo soy fanático del Standard), publicado dos años antes que la obra de Frescó. Y sobre esa base adaptó el guión para la película El fútbol o yo.

“No resulta novedoso encontrase con una persona entusiasta de ese deporte de manera genérica respecto a clubes de todo el mundo”, subrayó la resolución que desvinculó a Suar de la investigación.