Tras el abrazo de ayer al Hospital General de Agudos Carlos Durand por la muerte del enfermero Julio Gutiérrez, ahora se suman más denuncias de los trabajadores del nosocomio, quienes enfrentan cara a cara las consecuencias de la pandemia: desde ATE, advirtieron que la terapia infantil del establecimiento fue cerrada y que el servicio está colapsado.

Así lo informó el delegado gremial Héctor Ortiz al portal Gestión Sindical en donde aseguró: “Fuimos notificados por la jefa de enfermeras del hospital, pero no sabemos realmente quién toma la decisión ni con qué criterio, porque nadie habla con nosotros ni nos consultan para evaluar alternativas”, explicó.

El dirigente sindical del hospital pudo saber que “lo hacen para tener otra terapia disponible para pacientes de Covid-19, porque ya no dan abasto: hay 120 casos positivos de coronavirus en el hospital, y la terapia intensiva está completa”.

En ese sentido, Ortiz analizó que el posible traslado de los niños que se encuentran en la terapia es “un peligro, porque los van a llevar a otros hospitales de la ciudad donde, igual que acá, hay muchos casos positivos. Yo también trabajo en el Hospital de Niños de Casa Cuna, y ahí el panorama es igual de preocupante”.

Ayer, los trabajadores del sector se dieron cita junto a otras organizaciones sociales y políticas, en las inmediaciones del hospital para homenajear a Gutiérrez, el enfermero de 52 años del área de pediatría que falleció hace una semana atrás en el Hospital de Vicente López.

Cerca del mediodía, se realizó un emotivo abrazo simbólico y una recorrida al perímetro del hospital, situado a metros del Parque Centenario, en Díaz Vélez 5044, en el barrio porteño de Caballito.

Según los manifestantes, Gutiérrez falleció debido a la burocracia del gobierno de la Ciudad que por lo general sería reticente a otorgarle licencias a los trabajadores esenciales que revisten riesgos de contraer coronavirus. Se sabe que el enfermero si bien fue licenciado por las autoridades, poco después fue internado por haber sido infectado.

De la misma manera, la movilización de ayer fue acompañada de consignas similares como la necesidad de contar con personal suficiente para poder realizar una adecuada rotación en caso de que haya que aislar a los trabajadores ante posibles contagios.

Además, reclamaron la realización de testeos masivos y elementos de bioseguridad. “Exigimos la elaboración y cumplimiento de protocolos de atención, la contratación de personal, la conformación de un Comité de Crisis con la participación de trabajadorxs, mejores condiciones de trabajo y el reconocimiento salarial acorde a las tareas que llevamos adelante”, puntualizaron los trabajadores nucleados en ATE en un comunicado titulado “Basta de trabajadores muertos por falta de insumos”.