Una sociedad más igualitaria y no olvidar la lucha contra la violencia. Son dos de los preceptos que motivan y atraviesan la muestra colectiva “19 y 20: archivos, obras y acciones que irrumpieron en la narrativa visual de la crisis del 2001”, que se puede visitar en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en la ex Esma.

“El objetivo de esta muestra federal es seguir construyendo memoria colectiva”, aseguró a Tiempo Lola Berthet, actual directora del Centro Cultural Haroldo Conti, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Y contó que “está siendo visitada, más allá del público en general, por muchos y muchas chicos y chicas de los barrios y las escuelas”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Es muy importante para nosotros que las nuevas generaciones, mediante el arte y la memoria, puedan ser interpelados para saber qué pasó y cómo la cultura estuvo presente en acontecimientos históricos como este”, afirmó en alusión al 19 y 20 de diciembre de 2001, a punto de cumplirse los 20 años de un momento clave de la historia reciente argentina.

La muestra, dirigida por las curadoras Loreto Garin Guzmán y Natalia Revale, y de cuya recorrida formó parte el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, recoge algunas de las experiencias artístico–políticas que se desarrollaron durante los años 1994 y 2004 –un período de nuevas expresiones y exclusiones sociales, culturales y económicas que merecían ser narradas– y sus reflejos en la actualidad. Retoma el rol de prácticas artísticas que habitaron en las fronteras de los escenarios del arte convencional, las calles y los nuevos espacios culturales en esos años de crisis, estallidos e irrupciones de nuevos movimientos: okupas, asambleas barriales y territorios en disputa, así como el movimiento de fábricas recuperadas por sus trabajadores y trabajadoras.

Son obras que indagan en los procesos de participación, solidaridad y colectivización. También en la creación de símbolos, imágenes, banderas, propaganda, performances, acciones colaborativas, y los medios de ese momento, como parte del laboratorio de imaginación social que distinguió el clima de la época.

“Muchas expresiones culturales y artísticas se han fusionado en las organizaciones sociales y es ahí dónde puedo afirmar que el impacto de la crisis ha sido feroz en todos los sentidos”, señaló Berthet. Y puntualizó que “fue la cultura, las expresiones artísticas y el ingenio popular quienes supieron dar una respuesta, mediante la organización y la lucha”.

El recorrido de la exhibición va trazando un mapa nutrido de proyectos políticos y culturales surgidos tras el estallido social de diciembre de 2001. Su relato es atravesado, por diversos núcleos conceptuales que dan cuenta de estos procesos e intervenciones artísticas, al mismo tiempo que los ponen en contexto, generando resonancias en el presente.

La muestra

Permanecerá abierta al pública hasta marzo del año que viene. Se la puede visitar de martes a viernes de 12 a 20 horas. Sábados, domingos y feriados, de 13 a 21.

La entrada es libre y gratuita, en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti en la ex Esma, ubicado en Avenida del Libertador 8151, en el barrio porteño de Núñez.