Un signo de que el plan de vacunación público y gratuito está avanzado en la Argentina es el de las políticas de los distritos y la sociedad civil de cara a los vacunados. A diferencia de hace un par de meses, cuando el objetivo era cubrir a la población de riesgo, ahora la mirada está puesta en ir en busca de quienes aún no se anotaron para inmunizarse, y premiar a quienes ya lo hicieron.

En ese contexto se enmarcan las decisiones de Provincia de Buenos Aires, La Rioja y municipios como Tigre, que avalaron aumentar los aforos de bares y restaurantes, pero sólo para quienes acrediten haber recibido su dosis contra el Covid–19. Pero hay más: en Mendoza, un bar ofrece media pinta gratis para las y los clientes que exhiban su certificado.

“¿Te vacunaste? Vení con tu libreta de lunes a miércoles. En Chachingo tenemos media pinta de regalo para vos”, asegura la promoción difundida en las redes sociales. El enólogo Alejandro Vigil, impulsor de la iniciativa y propietario de la reconocida cervecería artesanal mendocina, agregó: “No es solo para nuestros clientes, sino también hacia adentro de nuestra organización, y los vacunados van a tener ciertos beneficios”.

El beneficio se extiende para los tres locales de la franquicia, ubicados en calles Arístides Villanueva y Juan B. Justo de Ciudad y en Palmares Open Mall, en Godoy Cruz.

No es la primera experiencia de este tipo en la provincia. El precursor fue Coquimbito Beer Club, que regaló medias pintas a quienes asistieran al bar ubicado en Maipú con su carnet de vacunación contra el COVID-19.

La búsqueda de la población joven no es azarosa. En Mendoza, por ejemplo, ya vacunaron al 70% de la población objetivo, pero el gobernador Rodolfo Suarez manifestó la semana pasada en su cuenta de Twitter su preocupación porque las personas de entre 30 y 40 años son las que menos asisten a vacunarse: “La información oficial nos dice que de 285.498 personas de ese segmento sólo han asistido a vacunarse 168.565, lo que representa el 59,04%. Ante esta situación, el Gobierno de la provincia insta a la población a que asistan a inocularse en el turno asignado”, publicó. Para contrarrestar ese contexto, desde esta semana la provincia cordillerana abrió la vacunación libre para mayores de 18 años.

Otras provincias también iniciaron políticas que premian a los vacunados o restringen comercios para quienes no hayan recibido sus dosis, como se está haciendo hace semanas en Europa y Estados Unidos. Es el caso de Salta, donde los casinos abren solo para vacunados. Allí, la cámara de hoteleros y gastronómicos acordó ofrecer descuentos y beneficios a las personas que presenten sus certificados. En Buenos Aires, el municipio de Monte Hermoso sorteará un auto solo para vacunados.

Mientras el país se acerca al 50% de la población total con una dosis, y alrededor del 70% de adultos con al menos una vacuna, y aguarda que se habilite Moderna y Sinopharm para menores, el siguiente paso está claro: convencer de la mejor manera posible a los “millenials” para que se vacunen y se pueda lograr la tan mencionada inmunidad de rebaño.