Científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA), de Estados Unidos, aseguraron que el mundo experimentó temperaturas globales casi récord en 2019, al tiempo que la década pasada fue las más calurosas de las que se tienen registro.

Los investigadores de la NASA coincidieron en este diagnóstico con sus colegas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (Noaa, por sus siglas en inglés), también de EEUU, quienes en un informe independiente llegaron a la misma al clasificar al año pasado como el segundo más cálido desde que comenzó el mantenimiento sistemático de registros en 1880.

“La década que acaba de terminar es claramente la más cálida jamás registrada”, dijo Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, según consignó el diario The Wall Street Journal. “Cada década desde la década de 1960 claramente ha sido más cálida que la anterior”.

Durante 2019, la temperatura promedio en las superficies terrestres y oceánicas estuvo 1,8 grados Fahrenheit (0,98 grados Celsius) por encima de la media del siglo XX, con una certeza del 95%, según los cálculos de la NASA.

Por su parte, los científicos de Noaa calcularon la temperatura global promedio como 1,71 grados F (0,95 grados C) por encima del promedio de 1901 a 2000. Cada agencia utiliza conjuntos de datos y técnicas ligeramente diferentes para llegar a sus resultados.

Sus cálculos están en línea con una evaluación reciente realizada por el Servicio de Cambio Climático Copérnico de la Unión Europea, operado por el Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos de Medio Alcance, que la semana pasada clasificó a 2019 como el segundo año más cálido registrado.