El gobierno de la provincia de Buenos Aires busca incentivar a los bonaerenses a tomar medidas de autocuidado en las fiestas y vacaciones para evitar contagios masivos de coronavirus este fin de año.

Para eso, impulsa que quienes vayan a reunirse con personas que son parte de la población de riesgo, como los mayores de 60 años, que se autoaislen por 10 días antes de Navidad y Año Nuevo y así disminuir las posibilidades de propagar el virus ya que la Provincia continúa con circulación comunitaria.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Lo que estamos proponiendo es un autoaislamiento, un autocuidado de diez días, si uno sabe que se va a encontrar con una persona de riesgo, esos diez días antes (de la reunión) hacer lo posible de no encontrarse con más gente para tratar de ser uno un menor factor de riesgo para su familia», aseguró el martes en diálogo con Futurock el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak.

Además del autoaislamiento, Kreplak pidió restringir las reuniones al núcleo más cercano: «No es un verano para fiestas este; es más para compartir íntimamente», aseguró y advirtió sobre un relajamiento en las medidas de cuidado “porque hay un mensaje de pospandemia que no es real».

En el mismo sentido se pronunció Leticia Ceriani, subsecretaría de Gestión de la información, Educación Permanente y Fiscalización del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. “Teniendo en cuenta que tenemos por delante las Fiestas y las vacaciones, donde uno se encuentra con otros y relaja los cuidados, impulsamos la iniciativa de no exponerse al riesgo de llevar el virus a los festejos”, explicó en diálogo con Radio Provincia y detalló que «en la Provincia hace 14 semanas que estamos con disminución de casos, pero a pesar de eso es importante decir que seguimos teniendo circulación comunitaria del virus».

Ceriani recomendó pasar las Fiestas en «grupos pequeños, con encuentros al aire libre, asumiendo el compromiso de cuidarnos los días previos para no contagiar a las personas que queremos. No compartir vasos y utensilios, mantener la distancia, y tener en cuenta que hay grupos vulnerables».

Agregó que «estamos viendo en Europa e incluso países cercanos que no están en invierno, que tienen aumento de casos y no estamos exentos de tener una segunda ola».

Consideró que «tenemos que seguir alertas para que la llegada del invierno nos agarre con la vacuna y reducir la circulación comunitaria del virus».

La campaña de vacunación

Ceriani advirtió que «no va a haber un número grande de población vacunada hasta mediados del año próximo, por eso no es momento de relajarse con la llegada de la vacuna».

La funcionaria puntualizó que el Ministerio de Salud «tiene un grupo priorizado de 6.000.000 de personas que se vacunarán en tres meses, son dos dosis y dos semanas después de la segunda dosis recién se generan los anticuerpos que garantizan el 90% de efectividad. Por eso no hay que relajarse y seguir con todas las medidas de cuidado».

Kreplak adelantó que el plan de la provincia “es hacer una red de vacunación que no se superponga con el sistema de salud habitual» y adelantó, en diálogo con El Destape, que van a ir a los domicilios de las personas en grupo de riesgo, como los geriátricos, para “no mezclar a la población de riesgo con los demás».