Se realizó el festival «Nuevos Colores para Bailar» al cumplirse el tercer aniversario del asesinato de Diego Cagliero. El joven músico de 30 años que resultó víctima del gatillo fácil, recibió un disparo en el pecho de la pistola reglamentaria de un efectivo de la Policía Bonaerense quien se encuentra detenido junto a su cómplice, otro uniformado que hirió a otro de los jóvenes. Los hechos sucedieron la tarde del domingo 19 de mayo de 2019 en Martín Coronado, partido de Tres de Febrero. Los familiares están transitando la etapa de audiencias preliminares y esperan la fecha del juicio por jurados que juzgará los hechos acontecidos y deberán dictar una sentencia.

«Es el tercer año sin Diego. Fue asesinado por el policía Rodrigo César Ezequiel Canstatt, quien está detenido bajo prisión preventiva al igual que su cómplice quien está imputado por intento de homicidio en perjuicio de uno de los amigos de mi hijo», expresó Adriana García, madre de Diego Cagliero, a Tiempo. «Ahora estamos transitando las audiencias preliminares y esperando que en algún momento nos den la fecha de juicio. Esperemos que los hombres y mujeres que constituyan el jurado público: vean la realidad del contexto en el que fue asesinado mi hijo y le dicten la prisión perpetua definitiva», agregó la docente de nivel inicial. .

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Sin ningún tipo de privilegios para quienes le arrebataron la vida», reclamó la mujer. «Por eso, seguiremos luchando para que paguen los responsables, además de los que dispararon, estoy hablando de los responsables ideológicos del gatillo fácil. Son quienes permiten que los policías decidan sobre las vidas de las personas», enfatizó Adriana y reclamó: «Queremos que estas personas también tengan su propio juicio y que dejen de ocupar cargos porque siguen ostentando».

«Para recordar a Diego y homenajearlo este sábado a partir de las 14 horas dimos inicio al festival ‘Nuevos Colores para Bailar’, volumen 3, donde desarrollamos una parte formal en reclamo de justicia con la lectura de un documento», reconstruyó Adriana. Continuó subrayando que «pedimos al Municipio que el 19 de mayo sea declarado Día de la Lucha contra la Violencia Institucional en el partido de Tres de Febrero».

Siguió contando que para que eso se concrete «presentamos una ordenanza que tienen que poner en vigencia, sin embargo está cajoneada, nos acompañó la concejala Lis Díaz de Tres de Febrero por el Frente de Todos». También aseguró que «sabemos que el intendente Diego Valenzuela no quiere que se nombre a mi hijo, no quiere que se hable de la situación, porque es el máximo y directo responsable de lo que le pasó a mi hijo», aseveró la docente. 

Durante todo el evento la familia Cagliero estuvo acompañada por miembros de la comunidad, organizaciones sociales, familiares de víctimas de la violencia policial y personas allegadas. «No dejamos de luchar y venimos con mucha fuerza para que se visibilice lo que le pasó a mi hijo. Para que la gente tome conciencia de que esto le puede pasar a cualquiera». Por eso también «mostramos un documental que realizamos sobre la vida de Diego que se llama ’19 Eterno’, por el día de su asesinato».

En el evento se realizaron distintas expresiones artísticas porque Diego era músico; «consideramos que su presencia estuvo a través de las acciones que se llevaron a cabo ese día. Nos acompañó la murga ‘Les Capris de Caseros’, porque mi hijo era parte, miembro y activador de una murga». También estuvo la gente de ‘Candombe Uruguayo’, ‘Sublimando’, ‘El Tucu y los Parroqueanos’, ‘Un Segundo’ y ‘Fer Pita’. Entre todos estos artistas realizaron el evento musical” detalló Adriana a este diario.

«Son los sentimientos que guardamos: porque a mí me hubiese gustado que toque Diego y nosotros haber podido bailar y disfrutar con él, pero igual de todas maneras lo hicimos», expresó la docente. «Es muy difícil porque tenemos que seguir luchando, tenemos que seguir mostrando fortaleza y haciendo lo que creemos que es necesario para ayudar a otros. Para que puedan recurrir a nosotros, para que sepan que hay personas que durante todo este tiempo estuvimos sufriendo la ausencia de algún ser querido», agregó.

Desde el Centro de Acción Cultural Diego Cagliero, «que fue inaugurado para homenajearlo porque era otro de sus sueños que no pudo concretar porque le arrebataron la vida. Él tenía un ideal y era que los chicos de los barrios tengan un lugar de contención, alejados de cualquier perturbación, que sean felices, eso es lo que mi hijo pretendía», recordó Adriana. Finalizó ahondando en que «es muy difícil, pero lo vamos a lograr, no nos van a doblegar. Pedimos justicia por mi hijo y todas las víctimas de la violencia institucional».

Derechos Humanos

El titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires Matías Moreno, en diálogo con Tiempo contó que: «Cuando se cumplió el primer año del asesinato de Diego Cagliero, junto a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación a cargo de Horacio Pietragalla Corti y a los familiares, hicimos una señalización en el partido de Tres de Febrero, donde fue asesinado el joven».

«Colocamos un cartel. Lo hicimos en el marco del Plan Federal de señalizaciones sobre personas víctimas de hechos de violencia institucional. Puntualmente en esta causa estamos esperando que pongan fecha al juicio», recordó Moreno. Expresó a este diario «creo que es una buena oportunidad para reflexionar sobre el uso desmedido de las fuerzas de seguridad que se traduce en estos casos de violencia policial. El uso letal de la fuerza trae consecuencias irreparables».

«Nosotros celebramos que durante  nuestra gestión y por primera vez en la historia de la Provincia de Buenos Aires hay una Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional que trabaja y atiende a familiares de víctimas del gatillo fácil. Lo hace en articulación con el Ministerio de Seguridad bonaerense», contó el subsecretario. «En el marco de estas reflexiones lo importante es seguir sosteniendo el reclamo de la creación de fiscalías especializadas en violencia institucional», recomendó.

«La Ley para que esto suceda ya está sancionada, ahora la Procuración de Buenos Aires la tiene que poner en marcha», detalló Moreno. También contó que desde la Subsecretaría «hacemos un asesoramiento jurídico y brindamos acompañamiento a los familiares». En este sentido el gobernador Axel Kicillof, «por primera vez en la historia provincial, firmó un decreto que habilita a la Subsecretaría a presentarse como querellante en este tipo de casos. Expresamos que Adriana García cuenta con todo nuestro apoyo en su lucha en busca de justica», cerró Moreno.

El Caso

Diego Cagliero fue asesinado por la Policía Bonaerense la tarde del domingo 19 de mayo de 2019. El joven músico -de 30 años- y sus amigos venían del cementerio. Ese día sepultaron a uno de sus compañeros. Se movilizaban en una camioneta Fiat Ducato blanca, con las iniciales de la empresa AySA. Cuando volvían pararon en el supermercado Día ubicado al 7.600 de la calle Juan Domingo Perón, compraron comida y se retiraron del lugar. En ese momento uno de los cajeros alertó sobre que uno de los muchachos de ese grupo había sustraído unos productos de la góndola y no los había pagado al salir del local.

Cuando pasaban por la comisaría Eufrasio Álvarez fueron interceptados por varios móviles policiales. Los pibes se mostraron sumisos y bajaron del rodado con las manos en alto. Pero los policías -sin mediar palabra- dispararon al menos 14 tiros. El único que no pudo bajar fue Cagliero, porque una bala de la pistola reglamentaria del ex oficial Castatt, le perforó el pecho, quedó tendido en el piso de la camioneta y uno de sus amigos resultó herido.  

Según la versión policial, en ese momento desde el supermercado realizaron un llamado al 911, denunciando el robo por parte de un grupo de jóvenes «fuertemente armados». Más de media hora después, la Policía Bonaerense desplegó un operativo cerrojo en la avenida Márquez, a la altura de la comisaría 5ª de Eufrasio Álvarez. La camioneta circulaba a 40 km por hora cuando comenzó a recibir los disparos. Más tarde, luego de matar a uno y herir a otro, se registró el vehículo, pero no se encontró dinero ni mercadería robada y tampoco armas.

En 2019 la justicia dictó prisión preventiva por el crimen de Cagliero a los ex oficiales Rodrigo César Ezequiel Canstatt por el homicidio del músico y a Sergio Montenegro por el intento de homicidio en perjuicio de Mauro Tedesco, quien sobrevivió a la balacera policial. Los dos policías permanecen detenidos bajo prisión preventiva, mientras tanto, los familiares de las víctimas transitan las audiencias preliminares y esperan la fecha del juicio.