A un año del hallazgo del cadáver de Facundo Astudillo Castro en una localidad cercana a Bahía Blanca, la investigación aún no logró determinar si el joven fue secuestrado y asesinado o si murió ahogado de manera accidental, mientras la madre de la víctima reclama a gritos “justicia”. En tanto, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, mantuvo una reunión con la madre de Facundo. Para los actuales fiscales a cargo de la investigación y para la querella que representa a Cristina Castro, la madre de Facundo, las demoras de los primeros instructores del expediente para llevar a cabo peritajes claves fueron determinantes para que se perdieran pruebas fundamentales.

Facundo fue visto por última vez el 30 de abril del año pasado, en plena cuarentena estricta por la pandemia del coronavirus, y la Justicia comenzó a intervenir unos días después, tras la denuncia de su madre, por lo que se inició una causa por “averiguación de paradero” que estuvo a cargo del fiscal Rodolfo De Lucía, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 de Bahía Blanca, y de la jueza de Garantías 3 de esa ciudad, Susana Calcinelli.

Al cumplirse un año del hallazgo del cadáver, Cristina Castro se reunió con Frederic. “Nos vinieron a plantear algunas inquietudes que ellos tienen sobre la actuación de la Policía Federal en su momento”, dijo la funcionaria nacional tras el encuentro con la madre, junto a sus abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio.


Frederic dijo que escuchó las consideraciones que ellos tenían sobre “datos que están aparentemente ahora y no estaban antes, información sobre la investigación”. Y agregó: “Nos pusimos a disposición como en el primer momento, acompañando a la mamá de Facundo, a disposición para recibir toda esa información que ellos tienen para, en todo caso y si amerita y corresponde, hacer alguna actuación interna”.

La ministra sostuvo que esos datos aportados por los abogados “tienen que ver con episodios que han ocurrido en relación al momento del hallazgo del cuerpo, en el momento en el que se encuentra una mochila que resultó ser la de Facundo”.

Los letrados que representan a Cristina se “comprometieron” a entregarle en los próximos días información documental para poder realizar una “evaluación de estos episodios que, si fueron así, no corresponden”.