El jefe de Defensa Nacional y máxima autoridad del operativo militar desplegado en Chile, general Javier Iturriaga, se diferenció del presidente Sebastián Piñera al afirmar que “no está en guerra con nadie”.

El jefe militar brindó una conferencia de prensa a primera hora de este lunes para trazar un balance sobre lo ocurrido durante este domingo en la Región Metropolitana tras las jornadas de protestas del fin de semana.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese marco, Iturriaga dijo estar “conforme” con lo que vieron durante el recorrido aérea por Santiago y sorprendió al diferenciarse del tono con el que Piñera se refirió a la situación del país.

“Soy un hombre feliz, no estoy en guerra con nadie” respondió ante la consulta de un cronista que le preguntó si estaba de acuerdo con las declaraciones del mandatario, quien el domingo a la anoche dijo que el país estaba en guerra.

También podés leer: “Estamos en guerra”, dijo Piñera en una jornada con siete muertos y saqueos en Chile

Piñera había agitado un escenario bélico durante una conferencia de prensa que brindó anoche rodeado de militares, en la que aseguró que estaban “en guerra contra un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie”.

Según el presidente chileno, “el único propósito” de ese enemigo es el de “producir el mayor daño posible” y agregó: “Ellos están en guerra contra todos los chilenos que quieren vivir en democracia”.

Horas después, el general Iturriaga confirmó que son 8.700 los efectivos militares y policiales desplegados en la Región Metropolitana de Santiago, pero consideró que “no son suficientes para contener la situación”.

No obstante, aseguró que la capital se encuentra en calma y se está intentando volver a la normalidad. “Les pido que me ayuden a difundir tranquilidad a la población a que salgan a sus actividades normales. Está prevista la apertura de 16 supermercados en algunas comunas para que la población pueda desarrollar su vida lo más normal posible”, agregó el militar.

Este fin de semana 11 personas murieron durante el estallido social que ocurrió en Chile. La intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubila, contabilizó un total de 8 fallecidos durante el domingo: cinco fruto de un incendio en un almacén de ropa de la comuna de Renca y otro más en un incendio en un supermercado en la calle Matucana.

A ellos se suman los cuerpos de dos mujeres calcinadas que fueron hallados la madrugada del sábado en el interior de un supermercado de la comuna santiaguina de San Bernardo que fue saqueado e incendiado.