Río de Janeiro

La Comisión de Derechos Humanos de la ONU podría tardar hasta cinco años en analizar la denuncia que los abogados del expresidente Luiz Inácio “Lula” da Silva presentaron contra el juez de la Operación Lava Jato, Sérgio Moro, al entender que este había violado derechos básicos como la intimidad o la presunción de inocencia.

En un comunicado la ONU remarcó que la aceptación de la denuncia –celebrada este miércoles por los abogados– es un mero formalismo para registrar el caso y que esto “no implica una decisión ni sobre su admisibilidad ni sobre el mérito”, según un comunicado firmado por la portavoz de la entidad Elizabeth Trossell.

En la nota, la organización subraya que el 95% de los casos que llegan son registrados y que la queja sólo empezará a ser evaluada cuando la ONU reciba la defensa del Estado brasileño: “El tiempo para considerar la queja varía, pero puede llevar hasta cinco años”, remarcan.

El pasado mes de julio los abogados de Lula presentaron una denuncia ante la sede de la ONU en Ginebra criticando el abuso de poder del juez Moro y de los procuradores de la Operación Lava Jato.

Entre las irregularidades que citan está el hecho de que el pasado mes de marzo Moro ordenara la conducción coercitiva de Lula para testificar, privándole de libertad durante seis horas, lo que, según dicen, no tiene cabida en la legislación brasileña.

También citan los pinchazos telefónicos irregulares, la filtración de materiales confidenciales a la prensa y el recurso abusivo a las detenciones para fomentar el uso de delaciones premiadas de los implicados en la trama corrupta.