La presidenta de facto del Estado Plurinacional de Bolivia, Jeanine Añez, anunció que buscará llamar a elecciones nacionales generales y a la formación la formación de un nuevo Tribunal Supremo Electoral “si dios lo permite”. En esa línea, aseguró que primero lo intentaría por medio de la Asamblea Nacional o en su defecto mediante otro instrumento legal. “Si Dios lo permite, hoy en horas de la mañana vamos a lanzar la convocatoria a elecciones como todo el país lo está demandando”, aseguró este miércoles.

“Primero vamos a estar lo más apegado a la Constitución”, dijo la golpista a los medios de prensa, aunque avanzó en asegurar que si no llegara a un acuerdo con la mayoría parlamentaria, que responde al MAS, el partido de Evo Morales, encabezada por Eva Copa, entonces recurrirá al uso de un decreto. Hasta este miércoles los legisladores del MAS, además de estar perseguidos por militares, policías y grupos paramilitares, les prohibían el ingreso al parlamento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el Senado, la legisladora Eva Copa debe remitir la presentación a la Comisión de Constitución, Derechos Humanos, Legislación y Sistema Electoral, para dar inicio al trámite parlamentario.

La convocatoria a elecciones en Bolivia requiere que la Asamblea Legislativa,  con los dos tercios del MAS (88 de los 130 diputados y 25 de los 36 senadores), nombre un nuevo Tribunal Electoral, dado que los miembros del anterior, además de ser cuestionados por una parte de la sociedad, están encarcelados.

Si el primer camino, por la Asamblea Legislativa, diese frutos, se estaría en el escenario que había propuesto Evo Morales antes de ser obligado a renunciar.

Añez afirmó que el proyecto que tiene preparado “probablemente pueda ser corregido, consensuado o enriquecido por todos los sectores que están involucrados en la lógica de pacificar al país”. No obstante los antecedentes autoritarios de los grupos que han tomado el poder, abren dudas sobre su verdadera intención.

La mandataria ilegítima dijo que lo harán “en conjunto con organismos internacionales y con todos aquellos que quieran enriquecer este proyecto base”, hay que tener en cuenta que algunos organismos como la OEA fueron cuestionados por su rol en el golpe.

El martes, antes de este anuncio, en una entrevista Evo había adelantado que “si se trata de paz, entonces no se pierden más vidas, no hay problema, renuncio [a la candidatura]”. La represión Estatal contra los manifestantes que reclaman por la vuelta del estado de derecho ha costado al momento al menos 27 muertos y más de 500 heridos.