Al igual que en el Reino Unido con la vacuna de Pfizer, recientemente aprobada, el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó a autoridades de su gobierno iniciar una campaña de vacunación “a gran escala” contra el coronavirus la semana próxima. 

“Organicemos el proceso para que la vacunación a gran escala comience a fines de la próxima semana”, dijo durante una videoconferencia Putin a la viceprimera ministra, Tatiana Golikova, quien supervisa los esfuerzos de respuesta de Rusia a la Covid-19.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: El Reino Unido aprobó la vacuna de Pfizer y comenzará a aplicarla la próxima semana

“Hagamos un trato. No reporte a mí la semana que viene, dé comienzo a la vacunación a gran escala la semana que viene” contra el coronavirus. Pongámonos a trabajar ya”, agregó el mandatario, citado por la agencia de noticias rusa Interfax.

Putin dijo que alrededor de 2 millones de dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V ya se han producido o se fabricarán en los próximos días, lo que permitirá a los médicos y maestros rusos recibir las dos dosis de inmediato.

La semana pasada ya habían arrancado con la vacunación a sus Fuerzas Armadas, con la intensión de inmunizar a más de 400.000 militares.

El 24 de noviembre pasado, los responsables de la vacuna rusa Sputnik V anunciaron que en un segundo análisis interino de la eficacia de su producto se llegó al 91,4% tras 28 días de la primera dosis y al 95% tras 42 días de la primera dosis.

La Sputnik V es una vacuna que utiliza vectores basados en adenovirus -el virus del resfriado común) y precisa la aplicación de dos dosis, según señalaron el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y la compañía Binnofarm.

Los ensayos clínicos de fase I y II se completaron el 1 de agosto de 2020.

El 11 de agosto la vacuna recibió el certificado de registro del Ministerio de Salud de Rusia y el 25 de agosto de 2020 se iniciaron ensayos clínicos posteriores al registro de la vacuna Sputnik V, en los que participaron más de 40.000 personas en Rusia y Bielorrusia.