Acuerdo de libre comercio con la Unión Europea: pymes e industria piden ser escuchadas

Tras las primeras jornadas de la OMC, plagadas de negociaciones institucionales, llega la hora de los hombres de negocios.
11 de Diciembre de 2017

Empresarios de la UE y el Mercosur se alistan para discutir mañana los términos de un posible acuerdo de libre comercio entre los bloques.

Las negociaciones llevan dos décadas pero se aceleraron desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia de la Nación, en particular en los últimos meses, a la par de los preparativos de la Cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Después de dos jornadas iniciales que giraron alrededor de temas institucionales, el tercer día de la Cumbre llega el turno de los dirigentes privados, que se cruzarán en un Foro Empresarial con la mira puesta en la posibilidad de firmar acuerdos multilaterales, entre los que resalta el que se aprestan a firmar europeos y sudamericanos.

La idea es objeto de fuerte debate entre las empresas locales. En líneas generales, las industrias y las pymes se manifestaron contrarias a un acuerdo de esa índole con los europeos. Otros sectores influyentes como la Cámara de Comercio (CAC) participa activamente en la organización del foro empresario de mañana que, adelantó, “es muy probable que cobije acuerdos” con el bloque europeo, según adelantó a Tiempo el tesorero de la cámara mercantil, Víctor Dosoretz.

En la previa, la CAC infomó que 1.500 hombres de negocios de todo el mundo participarán del cruce con expectativas de “identificar oportunidades potenciales así como fortalecer el comercio y las inversiones mundiales en apoyo del crecimiento y el desarrollo inclusivos”.

Los participantes manifestaron interés en: “Fortalecer el sistema de la OMC con el objetivo de promover la prosperidad económica compartida, la seguridad jurídica y la igualdad de condiciones para las empresas internacionales”.

La cámara mercantil destacó la “función vital que desempeñó el sistema multilateral de comercio” y transmitió que las empresas mundiales: “Consideran que existe una oportunidad única para que los Miembros de la OMC inicien nuevas negociaciones sobre el comercio electrónico para fomentar un ecosistema mundial abierto y de confianza que permita que incluso las MIPYME tengan acceso a los mercados mundiales aprovechando las nuevas tecnologías”, un punto discutido por las ONG, que ponen en tela de juicio la injerencia que tendrían las grandes corporaciones.

En sintonía con la línea de la OMC, los empresarios asistentes resaltaron, según la CAC: “La importancia de evitar el proteccionismo en las inversiones transfronterizas; establecer condiciones abiertas, no discriminatorias, transparentes y predecibles para la inversión”. A la vez que consideraron: “Sería oportuno que los Miembros acordaran una agenda para una iniciativa de MIPYME dentro de la OMC”. Finalmente, adelantaron que plantearán la “importancia de acordar nuevas disciplinas de la OMC sobre subvenciones a la pesca y la agricultura en el corto plazo”.

Uno de los sectores que protesta frente a un posible pacto de libre comercio son las pymes. La Confederación General Empresaria (CGERA) emitió un comunicado en el que le pidió al gobierno de Cambiemos “información sobre los impactos que tendrán los acuerdos que se están negociando en la cumbre de la OMC”.

El presidente de la entidad, Marcelo Fernández expresó el reclamo de las empresas de ese segmento: "Necesitamos saber qué es lo que se está negociando realmente y qué impacto tendrá en los sectores productivos argentinos. Por eso, le vamos a pedir al gobierno nacional que nos entregue los estudios de impacto correspondientes antes de firmar cualquier tratado que pueda perjudicar al trabajo y la producción nacional”, adelantó.

El reclamo de CGERA coincide con el que manifestó la Unión Industrial dos semanas atrás en el marco de la Conferencia Industrial.
El comunicado agrega: “Las Pymes queremos igualdad de oportunidades para competir y necesitamos tener previsibilidad para saber en qué consisten estas nuevas regulaciones que están impulsando las multinacionales a través de la OMC”.

Mañana además tendrá lugar una contra cumbre que planteará temas orientados “hacia una verdadera agenda de desarrollo para los trabajadores y los excluidos, que auspician las dos CTA y la CGT”.

Además, sobre el posible acuerdo con la Unión Europea, Fernández se lamentó: “Por versiones periodísticas estamos viendo que el acuerdo está cerrado”. Y abogó: “Esperamos que el Senado, con su mayoría de miembros opositores, pueda pedir que se abra ese libro, que hoy está cerrado, para tener información. Nuestra esperanza es poder discutir junto a ustedes, los Senadores Nacionales, cuando les llegue el acuerdo y se conozca en su totalidad”, concluyó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS