En el Ascenso también manda con la estática y el streaming

TyC Sports, señal de Clarín, envió una carta a la AFA en defensa de sus derechos publicitarios en la B Nacional y B Metro.
18 de Marzo de 2017

El regreso del fútbol privado, que desde agosto estará a cargo de Turner-Fox si la AFA lo ratifica en la asamblea del 29 de marzo, fue el escenario propicio para que el Grupo Clarín tomara impulso. En la misma semana que la sociedad estadounidense firmó el contrato para transmitir el deporte redondo, el conglomerado periodístico más grande de la Argentina empezó a desplegar su estrategia para recuperar el terreno perdido desde 2009, cuando alumbró el Fútbol para Todos(FpT). La avanzada tuvo dos acciones: un mensaje en clave de recordatorio y una carta formal dirigida a la AFA para imponer condiciones en la B Nacional y la Primera B, las dos categorías cuyas transmisiones están en manos de TyC Sports.

La última movida del grupo lleva la firma de Carlos Martínez Núñez y Julio Franco, los apoderados de Tele Red Imagen SA (TRISA), empresa titular de la señal deportiva que en febrero del año pasado acordó volver a televisar la segunda categoría después de que el FpT quedará solo enmarcado en el campeonato de Primera División. Luego de un saludo cordial y la descripción de la AFA como una asociación "digna", los representantes de una de las tantas sociedades del Grupo repasan el largo listado de derechos de explotación que tienen sobre las categorías e informan que Publicidad Estática Internacional (PEI) será la única empresa reconocida para realizar todas las tareas vinculadas al esponsoreo, la cartelería y la publicidad adentro del campo de juego. Inclusive el foso, aclara la carta. Desde el carrito con el que sacan a los jugadores hasta los auspiciantes oficiales del torneo. Desde la lona que cubre el círculo central hasta la entrega del trofeo para el campeón, una ceremonia en la que también estarán a cargo de confeccionar -vender- el palco al que se suban los futbolistas.

"Asimismo entendemos que sería oportuno que ustedes recuerden también a las instituciones que disputan la categoría que por cada partido el club local dispone gratuitamente de seis carteles de publicidad que podrán ser utilizados por los clubes únicamente para sus proveedores de indumentaria, transporte terrestre y sponsor de la camiseta", dice la carta fechada el 16 de marzo pasado y dirigida a la "Mesa de la Categoría Nacional" y a la Mesa de la Categoría B".

PEI, la compañía que TyC Sports ratifica como monopólica en el manejo de la publicidad en las dos categorías de ascenso, pertenece a Alejandro Abdo, quien heredó la titularidad del emporio cuando Carlos, su padre, asumió como presidente de San Lorenzo en diciembre de 2010. La firma tuvo su origen en Paraguay, donde nació Carlos Abdo, y desembarcó en la Argentina en 1982. Desde allí, creció hasta lograr comercializar en forma exclusiva la estática de Primera, B Nacional, la Copa Argentina y los torneos de verano. Esa es la empresa por la que el Grupo Clarín, mediante la carta, pide a los clubes que "colaboren" para que realice sus tareas sin molestías.

No fue el único episodio con el que la señal deportiva intentó resguardar sus ganancias. El martes pasado, los departamentos de prensa de la B Nacional y la Primera B recibieron un recordatorio sobre los partidos transmitidos por YouTube: TyC Sports Play tiene la exclusividad de los derechos y la emisión. Los transmite online, de manera abierta, sin restricciones. Pidió, además, que rechazaran las acreditaciones de los medios que usan esa plataforma, algo que ocurrió, por caso, con Pasión X Instituto, al que Atletico Paraná, rival de la fecha jugada esta semana, le canceló los pases de prensa. El alerta salió desde la señal del Grupo Clarín, aunque una fuente de la empresa aseguró a Tiempo que solo fue un aviso a la AFA, no un comunicado. Sostienen que defienden un derecho por el que pagan 150 millones por año. Pasión X Instituto ya sabía lo que era verse perjudicado por TyC Sports: el año pasado TRISA elevó varias demandas, por lo que YouTube les bloqueó el canal mediante el cual transmitían los partidos. Vivo por Los Andes tampoco pudo realizar su cobertura por streaming ante Ferro, el miércoles. "No tengo dudas de que van a querer cobrar ese servicio. Van a ir por el monopolio absoluto, pero no va a tener efecto porque hay un vacío legal", dice Pacho Cerpa, integrante del medio que sigue a Los Andes y parte de @MPUnidosOk (Medios Partidarios Unidos), una cuenta creada esta misma semana para defenderse ante la avanzada. La rápida acción logró que tiraran para atrás la prohibición y esta fecha volverían a transmitir sin problemas.

La pelea, de cualquier modo, recién comienza. Los nuevos patrones ya pisan la cancha. Y el Grupo Clarín, afecto a sus propias reglas, muestra sus primeras maniobras. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS