"Las verdaderas heroínas son las mujeres que buscan un mundo mejor"

Natalia Oreiro protagoniza Re loca, la versión argentina del film chileno Sin filtro. Interpreta a Pilar, una publicista asfixiada por la rutina hasta que una circunstancia impensada desata toda su furia contenida. En diálogo con Tiempo, la actriz revela su pasión por la comedia y las historias de libertades conquistadas.
1 de Julio de 2018

¿Cómo sería tu vida si de golpe pudieras decir lo que realmente pensás? La comedia Re loca propone una respuesta de la mano del carisma y la expresividad de Natalia Oreiro, esas marcas registradas que le dieron un lugar de privilegio en los escenarios, la televisión y el cine, espacio en el cual ha orientado su carrera en los últimos años. Luego de su sentida composición en Gilda, no me arrepiento de este amor (2016), un trabajo que le demandó varios años de dedicación, llega Re loca, una comedia descontracturada y rodada en tiempo récord que se estrenará este jueves.

Re loca fue realizada por el director debutante Martino Zaidelis y está basada en el film chileno Sin filtro. La película original tuvo luego una remake española llamada Sin rodeos, que curiosamente se estrenó en nuestro país hace semanas y todavía está en cartel. "No la vi y reconozco que no vi ni leí nada sobre las otras versiones –dice sin reservas la actriz–. Pero sí estoy al tanto de que Re loca es muy distinta y tiene su propia forma de encarar la historia. Nuestra película es básicamente una comedia, pero también habla, entre otras cosas, de la rebeldía frente a la sumisión y de alguna manera nos pregunta hasta qué punto estamos dispuestos a sufrir por formar parte de un ordenamiento que suponemos que nos hace bien. El riesgo de vivir así es llegar al punto de mirarse al espejo y no reconocerse. ¿Para qué vivir la vida según el qué dirán o preocupado por no salirse de las normas?".

–Pilar se transforma de golpe en una mujer intempestiva y desbordada, pero a la vez rebelde frente a lo establecido. ¿Qué es lo que pesa más en la historia: el desahogo o la rebelión?

–Coincido absolutamente en lo de la rebeldía frente a lo establecido. En cuanto a la dicotomía, pienso que al tratarse de una comedia uno siempre se ríe de la desgracia del protagonista. Eso resulta irresistiblemente gracioso y a la vez genera una empatía por el personaje. Por más que veas que es una bomba de tiempo, ¡necesitás que explote y mande a todos al carajo! (risas). Creo que muchos ansiamos desactivar los filtros como hace Pilar: todos anhelamos ser nosotros mismos a como dé lugar. Pero también es importante, y por ese lugar pasa también la película, decir las cosas que sentís en el momento que corresponde, pero de la mejor manera posible, sin lastimar al otro. Descargarse pero buscando el respeto por tu semejante, que es lo más difícil.

–¿Qué hace de Re loca una comedia diferente?

–Creo que varios ingredientes. Tiene momentos muy divertidos, pero también ofrece mucha sensibilidad y verdad. Cada personaje atraviesa por situaciones fuertes que son identificadas por el espectador y le hacen recordar algún amigo, familiar, pareja o jefe. Y en esos momentos ya no es tan fácil reírse, pero sí compartir el desborde de esta mujer que necesita mandar a todo el mundo a cualquier lado. Se buscó que cada interpretación de estos roles sea lo más sincera posible y que no resulte superficial. En el caso de la relación de Pilar con su marido, por ejemplo, la verdadera crisis que vive la pareja va más allá del maltrato o de la falta de colaboración en las cuestiones domésticas. Ambos se dejaron en algún momento sin darse cuenta y van por caminos distintos, pese a que aún se quieren. Re loca, en ese sentido, plantea la no necesidad de estar acompañado para sentirse completo, poniendo en primer plano la búsqueda del yo: quién soy, qué quiero, qué digo, cómo pienso.

–En algún momento Pilar se pasa un poco de rosca y entra en una suerte de paroxismo violento.

–Yo lo definiría como Un día de furia interpretado por una mujer en tono de comedia. La angustia contenida a veces nos lleva a transgredir los límites. Y te pregunto yo: ¿vos querés comparar a Pilar con Violencia Rivas? (risas)

–También hay que decir que Pilar se topa con algunos señores que son más violentos que ella.

–Absolutamente. Como por ejemplo el tachero, que la desafía. Cuando Pilar quema un auto y le rompe el vidrio a otro son daños a objetos inanimados, no a personas. Hay que tener en cuenta el fuerte maltrato y desconsideración que había sufrido antes.

–Interpretaste a verdaderas heroínas populares en Miss Tacuarembó y Gilda, ¿te parece que Pilar será también una heroína popular?

–Sí, totalmente. Para mí las verdaderas heroínas son las mujeres y chicas que buscan un mundo mejor. Y refiriéndome específicamente a Gilda, fue un sueño interpretarla porque siempre la admiré y pude transitar su sueño de mujer común que llega a lo máximo desde la verdad de su anhelo. Hay que tener en cuenta que ese recorrido ella lo hizo en una sociedad y un ámbito que en esos momentos eran mucho más machistas y excluyentes que en la actualidad. Volviendo a Pilar, también me identifico con ella, logro comprenderla y la banco como mujer en algunas situaciones por las que atraviesa. Son personajes casi opuestos, pero las dos encuentran su propia voz y desafían lo establecido. También es interesante lo que generan en su entorno a través de sus cambios.

–¿Todavía tenés repercusiones de tu actuación en Gilda?

–Sí, muchísimas. Sucedió algo muy especial con esa película y esa energía se mantiene. La gente aún me abraza en la calle por ese rol y me agradecen haberla conocido a ella más allá de sus canciones. Fue un privilegio para mí poder acercarme a su historia íntima, fuera de su carrera artística, el desafío de una chica que le da un abrupto giro a su vida, en la que ya tenía una vida familiar establecida, con dos hijos, y emprende una búsqueda personal contra viento y marea.

–¿Considerás que en algunos aspectos Re loca tiene puntos de contacto con las problemáticas actuales de las mujeres?

–Creo que esta película aparece ewn un momento  muy intenso en los movimientos actuales que está llevando a cabo la mujer y se podrían buscar relaciones, sí. Pero al mismo tiempo, el film se podría llamar Re loco y estaría todo bien también. Yo creo que la trama funcionaría igual porque el tema es la manera en que nos desenvolvemos en la sociedad, más allá de géneros. Pero claramente, al ser femenino el personaje principal, hay cosas que le pasan a ella que son más particulares de nuestro género. Por ejemplo, eso de justificar tus malas reacciones porque "estás indispuesta" es algo que nos pasa a nosotras solamente (risas).

–Parece haber ciertos puntos de contacto entre los personajes que hiciste en el cine.

–Tal cual. Siempre me ha gustado interpretar roles fuertes, como los de Infancia clandestina (2012), Wakolda (2013), Miss Tacuarembó (2010) e incluso en Francia (2009), de Adrián Caetano. Mujeres independientes y con convicciones, aunque sean muy distintas entre sí, pero con una sensibilidad en común. A Pilar la destaco especialmente, más que nada, porque me permitió volver a la comedia, un género que me encanta.  «


Re loca

Director: Martino Zaidelis. Guión: Martino Zaidelis,  Andrés Aloi, Diego Ayala y Nicolás López. Elenco: Natalia Oreiro, Diego Torres, Fernán Mirás, Pilar Gamboa y Hugo Arana, entre otros. Estreno: jueves 5 de julio.


Para Rusia, con amor

Pocos días antes de que comenzara el Mundial, Natalia Oreiro viajó a Rusia para presentar "United by love", una nueva canción alusiva a la competencia. La actriz mantiene una relación con ese país que se mide en décadas.

"Admiro profundamente a Rusia desde hace 20 años –destaca–. Hay un amor que se ha ido generando y que no ha decrecido, al contrario, ha ido aumentando a medida que crece el público que me seguía de más joven. Admiro la geografía y la historia de Rusia. He recorrido con el Transiberiano casi toda su extensión. Siempre que voy me acerco a lugares nuevos y trato de aprender su lengua. Ellos cantan mis temas en español y yo estoy tratando de comunicarme con ellos en ruso, es lo menos que puedo hacer ante tanto cariño".

La impronta de Natalia

Martino Zaidelis es el director y coguionista de Re loca. Su antecedente más importante como director fue su participación en el ciclo televisivo El hombre de tu vida.  "El camino que toma la protagonista en la película la empuja a extremos que, de alguna manera, le sirven para conocerse a sí misma –puntualiza Zaidelis–. Pero se podría decir también que es una excusa narrativa que tiene el objetivo básico de divertir y entretener. Natalia le dio su impronta personal a esta mujer que también tiene sus motivaciones profundas y que tuvo que transitar por esos lados para descubrir quién es realmente. Conocí a Natalia en la serie Entre caníbales y siempre es un placer trabajar con ella."

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS