Luego de la toma del Conicet, Barañao recibió a los científicos

La protesta se originó por la falta de cumplimiento del acuerdo que habían firmado en diciembre pasado para reubicar a los investigadores.
9 de Agosto de 2017

La comunidad científica tomó el hall del Conicet luego de que el Gobierno nacional, en particular el ministerio de Ciencia y Tecnología, no cumpliera con el acuerdo firmado en diciembre por el cual levantaron la toma del ministerio que hicieron ante la exclusión de la carrera científica de casi 500 investigadores. Luego de eso, fueron recibidos por el ministro Lino Barañao. Sin embargo, en medio de las negociaciones para la concreción de la reunión, la policía de la Ciudad ingresó al edificio y amedrentó a los científicos.

Los investigadores hicieron un funeral simbólico de la ciencia en la explanada del edificio que tiene el Conicet en Palermo. Allí los trabajadores de la ciencia se vistieron de luto y participaron de una misa y entierro de la ciencia. Del ataúd que portaba a la “ciencia muerta” salieron unos zombies para dar cuenta del estado en el que se encuentra la investigación científica hoy en el país. 

Luego, ingresaron a la recepción del edificio, donde exigieron que los reciban las autoridades. La policía de la ciudad ingresó también al lugar para exigir que se retiren, pero los científicos ya habían logrado sacar una reunión con integrantes de la secretaría de Ciencia y Técnica.

El 23 de diciembre se firmó un acta acuerdo que establecía que que los investigadores iban a ser ubicados en organismos nacionales de Ciencia y Técnica, universidades nacionales, el Conicet, empresas públicas o con participación estatal para realizar tareas de investigación y desarrollo "con una remuneración equivalente a la clase de investigador para la que fue recomendado".

El acuerdo implicaba que les iban a dar a los investigadores un puesto de trabajo de investigación sobre sus temas en los lugares de trabajo, y condiciones salariales similares a las que tenían. “No se cumple nada de eso, nos piden que demos clase y que no investiguemos”, se quejó Nuria Giniger en diálogo con Tiempo Argentino, una de las referentes de la protesta.

Juan Manuel Sueiro, secretario general adjunto de ATE Capital y trabajador del CONICET en el área desarrollo humano, señaló: “Nos preocupa el proyecto de presupuesto de 2018 o se profundidad el ajuste o se revierte”, opinó.

La protesta la llevaron adelante la Red Federal de Afectados, Jóvenes Científicos Precarizados y ATE CONICET. 

— Tiempo Argentino (@tiempoarg) 8 de agosto de 2017
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS