Vidal busca cerrar dos de las escuelas del Delta

Tras las presiones y las críticas, el gobierno provincial dio marcha atrás en la decisión de cerrar ocho, pero sólo propuso mantener seis. Los vecinos denuncian que no aceptarán ningún cierre y que vulneran a los establecimientos más precarios.
28 de Febrero de 2018

Seis de las ocho escuelas del Delta del Tigre que iban a ser cerradas por falta de matrícula continuarán abiertas este año con su actual plantel de alumnos y docentes, mientras que las dos restantes no seguirán funcionando porque "no se puede garantizar el servicio educativo", informaron desde la Dirección de Cultura y Educación bonaerense. Los vecinos adelantaron a Tiempo que no aceptarán la medida ya que denuncian que cerrarán a las escuelas más precarias para no realizar las obras necesarias para su correcto funcionamiento.

La Provincia destacó que no se trataba de un cierre sino de una clausura para reagrupar a los alumnos y docentes, ya que en un establecimiento, por ejemplo, había 14 alumnos y 10 docentes.

Voceros del organismo explicaron que las escuelas que contienen los jardines 904, 919, 920 y las primarias 13, 18 y 19 "continuarán funcionando de manera regular, con su actual plantel de alumnos y docentes, de la misma manera que lo realizaron en el ciclo lectivo 2017."

Lo explicaron a través de las mesas de diálogo, "se trabajará de aquí en adelante sobre todas las cuestiones inherentes a la educación, situación social y de infraestructura para fortalecer la educación en el lugar", afirmaron.

El traslado a la escuela y su regreso a casa "está garantizado para que se cumpla sin inconvenientes".

Por otra parte, en la escuela reconocida como “Caracoles”, "el servicio educativo no puede garantizarse con continuidad".

Precisó el vocero que la accesibilidad a esa escuela "no es buena en sus condiciones de navegación fluvial. De esta manera que 7 chicos del jardín N°1, al igual que 8 alumnos de la Primaria 25 serán reubicados en otros establecimientos".

El Concejo Deliberante de Tigre fue una de las instituciones que se opuso a la medida. “Las escuelas de islas son un puente para la inclusión. Estas medidas profundizan la desigualdad y la falta de equidad en la provincia de Buenos Aires”, se quejó el concejal de Tigre de Unidad Ciudadana, Javier Forlenza, quien concluyó que “la mandataria continúa entendiendo que el problema se relaciona con la cantidad de chicos dentro de la escuela en vez de mirar por qué no asisten”

La decisión de clausurar ocho escuelas del Delta del Tigre había sido cuestionado tanto por los padres como por los gremios docentes que aludían a la situación de vulnerabilidad de los alumnos y la inconveniencia de sacarlos de su ámbito natural.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS