Cuando pasaron menos de dos días desde los resultados de los comicios del último domingo, un senador electo de Juntos por el Cambio ya renunció a su banca. Se trata de Germán Alfaro, quien anunció que seguirá como intendente de San Miguel de Tucumán. En su lugar en la Cámara Alta asumirá su esposa, la actual diputada Beatriz Ávila.

En medio de una fuerte interna en la provincia de Tucumán, Alfaro basó su decisión en un cambio de autoridades en el Concejo Deliberante, al frente de Fernando Juri. Así, en caso de dejar la intendencia, lo suplantaría un peronista.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Dice el presidente del Concejo que los tucumanos me eligieron para ser senador: es verdad, pero es una verdad a medias. Porque los vecinos de la capital dijeron el domingo, al igual que en 2019, y en 2017 y en 2015, que quieren estar gobernados por Juntos por el Cambio y no por el PJ y por FR, que salieron, cómodos, en segundo y en tercer lugar”, dijo Alfaro en declaraciones a la prensa local.

Ya estaba en duda si Alfaro asumiría su banca o si su candidatura tenía carácter testimonial. Se confirmó este martes, con la renuncia a su banca para seguir frente a la intendencia.