«No creo que hagan el show de querer detenerme en Ezeiza», sostuvo el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, tras conocerse el pedido de detención en su contra que emitió el viernes el fiscal lomense Sebastián Scalera, quien lo consideró parte de una asociación ilícita en el club Independiente.

Pablo participa en Singapur del 44° Congreso de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF por sus siglas en inglés) y regresará este jueves al país.

Su padre, Hugo Moyano, ya adelantó que serán muchas las personas que esperarán en el aeropuerto de Ezeiza a su hijo Pablo ante una eventual detención.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

 “La gente va a reaccionar porque Pablo es un pibe muy querido por la gente, y la CGT estará dispuesta a acompañar”, señaló Hugo en diálogo con El Destape Radio.

También podés leer: Los sindicatos acusan al gobierno por el pedido de detención de Moyano

“La gente ha mostrado una solidaridad muy fuerte: seguramente el día jueves cuando regrese habrá una importante cantidad de trabajadores para recibirlo. Es tan grande la injusticia que se quiere cometer que va a haber una reacción de la gente”, agregó y confirmó que el gremio de  Camioneros estarpa presente en el aeropuerto.

“La CGT, con las diferencias que tenemos, se solidarizó. Acuña, Daer, Sola, Piumato, muchos compañeros me llamaron en señal de apoyo y están dispuestos a acompañar lo que sea necesario para terminar con esta falacia”, dijo el extitular de la CGT.

En ese sentido, consideró esta causa como parte de un “hostigamiento” del gobierno y de la Justicia contra él y su familia. “Es una detención política: es una resistencia muy grande la que tiene el Gobierno, que quiere quitarle los derechos a los trabajadores. Es una orden del Gobierno de Macri, no cabe ninguna duda. El mismo presidente se lo comentó a un periodista, que el objetivo era detenerlo a Pablo”, señaló y recordó la causa del Correo en la que Franco Macri, padre del presidente, fue beneficiado: “Los 70 mil millones de mangos que se afanó el padre de él, del correo… ¿por qué no investigan esas gestiones en Montevideo con las camionetas Peugeot?”.

Hugo Yasky, secretario general de la CTA, también salió a denunciar la persecución a Moyano y adelantó que también marcharán a Ezeiza.

«Es un nuevo hecho de persecución política y de clase. Persiguen a los que se ponen de pie y dicen la verdad», sostuvo en diálogo con FM La Patriada, y agregó: «Si detienen a Pablo Moyano nos vamos a movilizar y defender la libertar de los dirigentes sindicales, de los luchadores sociales, vamos a ir a Ezeiza para aguardar su llegada».