Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Si la necesidad es del pueblo, no hay justicia”, enfatizó Cristina Fernandez de Kirchner en Avellaneda. Y parafraseó al juez de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, quien había manifestado que “no puede haber un derecho detrás de cada necesidad». La vicepresidenta ironizó que “Dónde hay una necesidad de dólares, ahí habrá un juez y un fiscal para darle dólares a los importadores”. Y puntualizó: “En la argentina no hay poder judicial, hay un partido judicial”.

La vicepresidenta enfatizó que la “unidad en el Frente de Todos nunca estuvo en discusión”, le sugirió al ministro Jorge Ferraresi, ex intendente de Avellaneda, quien estaba sentado a su izquierda, que relate en el gabinete nacional su obra en el distrito para que sirva como ejemplo” y luego, advirtió: “No me interesa quedar bien con ningún funcionario sino con la gente que nos votó”. Y motivó una ovación cuando afirmó: «No hace falta pelear para usar la lapicera».

Concluyó que militará «la grandeza de la nación» y la «felicidad del pueblo» para que vuelva a ganar el peronismo. Y le reclamó audacia al gobierno y enfatizó: “Si San Martín hubiese pensado en la relación de fuerzas no hubiese cruzado la cordillera”.

En un prolongado y muy rico discurso, algunas de sus frases fueron:

  • «No olvidemos de dónde venimos y por qué ganamos y no lo hagamos únicamente por ganar las elecciones, ¿ganar para no cambiar nada? Mejor, quedarse en la casa».
  • «Si tenés una empresa multinacional de esa magnitud, como Techint, pedile que esos 200 millones de dólares que tienen que pagar a sus subsidiarias las financien ellos. Estas cosas son también usar la lapicera. No hace falta pelearse ni agarrarse de los pelos».
  • «Yo quiero a mis compañeros, compañeras, a mis hijos. Esto no es un problema de amores y odios. Es un problema de plata y el amor te lo dejo para otro momento (…)» Si vamos a hacer capitalismo, hagámoslo en serio para todos y todas, sin exclusiones».
  • «No se sientan más papitas que el Papa. Ojo, no quiero decir que sea Papa, ya veo mañana el titular de Clarín: «Cristina se identifica con el Papa».

Por otra parte, condenó hoy el «endeudamiento criminal de los cuatro años del macrismo» y afirmó que en ese período «se aplicaron todas y cada una de las políticas que quería el sector privado». Y en ese marco criticó duramente al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a los empresarios que «dicen que no tienen nada que ver con la formación de precios y la inflación». A su vez aseguró que “la inflación es producto del endeudamiento de (Mauricio) Macri” y poco antes había advertido que también se relaciona con la gran evasión que se produce en el país. Para demostrarlo mostró mapas y una gran cantidad de datos que se hallaban en varias tablas y que se reproducen aquí en forma de pdf.

Al hablar en el acto por el Día de la Bandera en Avellaneda, la vicepresidenta también defendió el valor de la historia y sostuvo: “Desconfío de los que dicen que no les gusta mirar al pasado”.

En otra parte de su discurso, la vicepresidenta, aseguró que “en 2008 al mercado lo socorrió el Estado”, y aseguró que la oposición tiene especial atracción a decir que el Estado no sirve para nada”. “Advertimos un ataque formidable al Estado, dicen todos los días que el Estado es una porquería y no sirve para nada». Sostuvo que el Estado «es imprescindible» y luego que «el mercado» provocó las crisis en lo que va del primer cuarto del siglo XXI y que «el Estado» salió en auxilio de la sociedad.

Afirmó también que el Estado nacional «debe recuperar la auditoría y control de las políticas sociales que no pueden seguir tercerizadas», aunque aclaró que los beneficiarios de los planes «laburan». Dijo que «es recuperar el rol y transparentarlo (el sistema) ante la opinión pública», y aseveró que «las mujeres son a las que más basurean en prácticas misóginas y machistas y los tipos rara vez laburan, las que más van a laburar son las mujeres».

El diputado nacional y jefe de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, a su turno, afirmó que la vicepresidenta Cristina Kirchner es «la figura más importante de toda la política argentina de estos últimos años». También fue aclamado cuando enfatizó: “Defender la unidad del Frente de Todos es decir las cosas que están bien y las que no están bien. Defender la unidad es escuchar”.

También aseguró que se “necesita recupera la movilización popular”.

Foto: Santa Cruz Alejandro Telam

Antes, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, afirmó que «una de las cosas que tenemos que hacer es construir la conciencia de clase» y dar «la famosa batalla cultural». Agregó que «lo importante no es ganar las elecciones, sino mantener las convicciones», decía Néstor» Kirchner, y enfatizó que «lo importante son las convicciones pero hay que ganar las elecciones con convicción».

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y su par de Quilmes, Mayra Mendoza; los sindicalistas Pablo Moyano (camioneros) y Sergio Palazzo (bancarios); los funcionarios provinciales Andrés Larroque y Daniel Gollan y el senador nacional Mariano Recalde se encontraron entre los principales asistentes del multitudinario acto por el Día de la Bandera que se realizó en la ciudad de Avellaneda, bajo la consigna «20 de Junio. La vigencia de Belgrano. Estado, mercado y precios: producción, trabajo y política social en una Argentina bimonetaria»