El cosecretario general de la CGT y secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, visitó a la dirigente social Milagro Sala en Jujuy y pidió «rever la situación de presa política» de la dirigente, ya que consideró que su detención es «consecuencia de la persecución macrista».

Milagro, por su parte, sostuvo que Moyano «me brindó todo su apoyo, porque él, como muchos dirigentes, considera que mi detención es totalmente injusta y hace mucho que quería encontrarse conmigo para expresarlo».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Moyano expresó su total respaldo a la líder de la Tupa Amaru, quien permanece detenida desde hace seis años, por «la resistencia que mantiene» en la causa judicial y solicitó que se revea «la situación de presa política como consecuencia de la persecución macrista”.

También trascendió que hablaron de la situación económica y política que vive Jujuy en particular y el país general.

Milagro destacó los convenios alcanzados por Camioneros con grandes empresas a favor de los trabajadores y señaló que «Moyano está recorriendo todo el país con el objetivo de lograr aumentos salariales de los compañeros camioneros en todas las provincias».

Los elogios de la dirigente social siguieron en la misma línea: «Son pocos los referentes sindicales que se toman el trabajo de recorrer las provincias y eso me impresionó», expresó Milagro Sala desde su casa ubicada en el barrio Cuyaya, donde cumple prisión domiciliaria.

El encuentro se extendió durante poco más de media hora y coincidió con la estadía de Moyano en Jujuy por el aumento de adicionales a camioneros logrado en esa provincia.