“Yo sé que hay una desesperanza. Yo sé que el impacto es sobre salarios. La primera recomendación que le hago a la clase media y media alta es: dé propinas”, dijo la diputada Elisa Carrió (Cambiemos).

En diálogo con TN, una de las voceras del gobierno ante los medios le habló a la clase media y alta: “Aunque le cueste haga la changa. Hay más de dos millones o tres millones de personas que viven de esa changa”, intentó argumentar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

 “Hay veces que nosotros cuando nos ajustamos lo primero que dejamos es de dar propina. Esto va cortando un círculo, pasó con los cartoneros de Itatí en el 2001”, agregó.

Durante la entrevista, Carrió defendió la devaluación ya que sostuvo que había “un dólar atrasado”, y le recomendó al Gobierno “no tenerle miedo a la calle”.

También cuestionó a los medios de comunicación. “Hay un gran rechazo social y colectivo en el Interior, la gente está apagando los televisores. Yo no sé si esto se muestra en los índices, pero debe ser así, porque gente que estaba acostumbrada a ver televisión, de gente que votó a Cambiemos, dice ‘no puedo soportar el ruido, lo corrosivo’”, aseguró.

 “Apaguen la TV, hay muchos intereses, hay demasiados intereses para mantener una Argentina que dirigen seis, que se reúnen y deciden cuándo empieza la crisis, a quién van a llamar primero”, insistió.

Por último, también se refirió al debate por la legalización del aborto en Diputados. “Yo lo llamé (al presidente Mauricio Macri). Me dijo: ‘Lilita, a mí me dijeron que se iba a ganar’, es decir que iba a ganar el ‘no’. Cuando me enteré de la verdad, me di cuenta de que hubo un error casi de ingenuidad en creer que esto se maneja”, lamentó.