La presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Clara Langhe de Falcone, y su esposo, Hugo Rodolfo Falcone, fueron denunciados como autores de los delitos de retención y ocultación de un menor de edad, supresión de identidad en relación a quien se encuentra inscripto como Esteban Fernando Falcone y falsedad ideológica de instrumento público. La presentación fue realizada por el diputado jujeño del Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (FUyO), Juan Manuel Esquivel, con el patrocinio de la abogada Elizabeth Gómez Alcorta.

La demanda fue presentada en la Fiscalía 12 de San Pedro de Jujuy por la apropiación de un menor a quien el matrimonio habría anotado como hijo propio. El hecho fue denunciado por el periodista y presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky, el 12 de febrero de 2017 en el diario Página/12.

Los hechos denunciados ocurrieron hace 43 años, pero según informaron los denunciantes, el delito sigue cometiéndose hasta tanto ese niño, hoy adulto, recupere su identidad. Según consta en la denuncia, Esteban Fernando Falcone, nació en San Pedro de Jujuy el 25 de octubre de 1974 y es hijo natural de Gladys Estela Guzmán. No obstante, el niño fue anotado como hijo matrimonial de Clara Aurora “Titina” de Langhe de Falcone y de Hugo Rodolfo Falcone según acta de nacimiento que lleva el número de registro 40.020, fechada 25 de octubre de 1974.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, detallaron que «a Gladys Estela Guzmán, que tenía 15 años aproximadamente en la fecha del parto, le dijeron que el bebé había nacido muerto, pero el niño fue entregado a Clara Falcone y su esposo, quienes seis horas después del alumbramiento lo anotaron como hijo propio».

Además, la jueza fue denunciada por abuso de autoridad y tráfico de influencias, que la presidenta del máximo tribunal jujeño habría ejercido para lograr el silencio de la madre biológica. Langhe de Falcone integra el STJ desde octubre de 2010 y a finales del 2012, Gladys Guzmán hizo un video en el que relataba los hechos denunciados. Tras una reunión con la magistrada, no difundió la grabación, y en cambio ingresó como empleada en los tribunales de San Pedro por disposición de la jueza.

En la presentación ante el Juzgado Federal, también se denuncia que en aquel acuerdo por el cual Guzmán ingresó al Poder Judicial habría incluido el ingreso en el Centro Judicial de San Pedro de Jujuy, a otras tres personas: Héctor Ricardo Fernández, Mariela Fernández y Marcelo Alejandro González, testigos de la madre biológica del hijo del matrimonio.

«Esperamos que en este caso el Poder Judicial deje de actuar corporativamente y haga justicia en un caso tan grave que involucra, nada más ni nada menos, a la máxima autoridad de la justicia en la provincia», dijo el diputado Esquivel, que también criticó que aunque la información se supo en los primeros días de febrero, ni el Ministerio Público Fiscal de la provincia ni ningún otro fiscal actuó de oficio.