Se acerca fin de año y el gobierno lo sabe. La época de las fiestas suele ser el momento de mayor consumo en la Argentina y, especialmente en momentos de crisis, también el más álgido en términos de protesta social. Por eso el gobierno está diseñando una serie de medidas que buscan paliar la situación de los más necesitados. Entre ellas el Ministerio de Desarrollo Social acaba de confirmar que entregará 1.700.000 cajas navideñas para las personas en emergencia alimentaria. Esta ayuda se suma al refuerzo económico que se entregará a todos los beneficiarios de la tarjeta AlimentAR y que Tiempo adelantó la semana pasada.

La canasta navideña se entregará a través de los comedores y merenderos comunitarios a los que hoy asiste el Ministerio a cargo de Daniel Arroyo. Según informaron a Tiempo fuentes ministeriales, la distribución comenzará en la segunda semana de diciembre. La canasta tendrá nueve productos tradicionales del período de fiestas. Entre ellos turrón, budín, pan dulce y garrapiñada. No incluirá bebidas de ningún tipo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre las medidas que la cartera de Desarrollo Social anunció en los últimos días también se encuentran las “pasteurizadoras de leche en origen” y las “panaderías populares”, dos iniciativas que financiadas con fondos del programa Potenciar Trabajo y que pretenden reducir los costos de producción y venta de alimentos importantes en los barrios populares. 

La semana pasada Arroyo presentó las 100 panaderías ubicadas en el Gran Buenos Aires que venderán el kilo de pan francés a 70 pesos. En octubre había sido el turno de las pasteurizadoras que incorporan tecnología desarrollada por la UBA que permite reducir intermediarios y ensachetar en origen. De esta manera, afirmaron en Desarrollo, los costos de cada sachet se reducirían hasta un 40% para los consumidores. Hasta el momento son 13 las ensachetadoras en las que se da empleo a 96 familias agrícolas.