Las autoridades del PJ, conducido por el diputado Jorge Luis Gioja, apelaron este miércoles la resolución de la jueza federal María Romilda Servini que dispuso la polémica intervención del partido y puso a cargo al sindicalista Luis Barrionuevo.

«Es un fallo político. No hay razón administrativa para intervenir el partido», sostuvo la apoderada del PJ, Patricia García Blanco, desde Tribunales, donde hizo la presentación junto a Eduardo López, abogado del partido.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

García Blanco consideró que “no hay fundamentos jurídicos» para ordenar una intervención ya que “el partido funciona con sus órganos competentes”. «No hay ninguna cuestión administrativa para intervenir el partido. Es un fallo político. El partido está normalizado, tiene sus autoridades elegidas desde 2016 a 2020 y están firmes por la misma jueza», argumentó en diálogo con la prensa.

También podés leer: Tensión en el PJ: «El interventor soy yo», dijo Barrionuevo

La apoderada indicó que presentó la apelación con efecto suspensivo para cese la intervención hasta que se resuelva el fondo de la cuestión.

«La instancia revisora la tiene la Cámara, eventualmente la Corte. No descartamos ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la violación del tratado de derechos políticos y sociales, y sería la primera vez que un partido político recurre a ese tribunal por sus derechos», detalló el abogado, quien aseguró el fallo de la jueza por estar hecho «a medida de los peticionantes».