“A mi papá lo secuestraron en su trabajo. Fue la policía, que llegó y se lo llevó a él y a Carlos Catnich”, recordó Nora Beatríz Montarcé ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de San Martín. La mujer fue la segunda testigo de la audiencia de este miércoles en el debate oral por la por la Megacausa Campo de Mayo que investiga crímenes de lesa humanidad cometidos contra más de trescientas víctimas en ese Centro Clandestino de detención y Exterminio. El proceso retomó la actividad la semana pasada por videoconferencias luego de que la Cámara Federal de Casación Penal recomendara a los tribunales orales continuar de manera remota los debates suspendidos por la pandemia del coronavirus.

La testigo es hija del trabajador ferroviario Enrique Montarcé y de Iris Beatríz Pereyra. Fue segunda en declarar. Antes había hablado Jorge Catnich, hermano del trabajador de Ferrocarriles Argentinos Juan Carlos Catnich y cuñado de Leonor Landaburu, que estaba embarazada de un bebé que debió nacer en octubre de 1977.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

... Foto: Juan Carlos Catnich y Leonor Landaburu

Este tramo el debate investiga el secuestro y la desaparición de trabajadores de la empresa Ferrocarriles Argentinos y de sus compañeras, tres de ellas embarazadas, que se conoce como “La caída de los ferroviarios”. Ese operativo de la dictadura cívico militar, que secuestró obreros de las líneas Mitre y Belgrano militantes gremiales y de la Juventud Trabajadora Peronista, comenzó el 30 de agosto de 1977 después de las 11 de la noche: una patota ocupó la casa de Egidio Battistiol y Juana Colayago, y tras esperar al hombre toda la noche, los secuestraron.

A la mañana siguiente, los secuestradores partieron hacia los talleres de José León Suárez, donde capturaron a Catnich y Montarcé, y esa misma tarde, en sus casas, a sus compañeras. Leonor Landaburu estaba embarazada de siete meses.  

Jorge Catnich contó a los jueces del TOFN°1, Daniel Omar Gutiérrez, Silvina Mayorga y Nadia Flores Vega, que supo que su hermano y Montarcé fueron secuestrados en sus lugares de trabajo por un grupo de personas de civil que se presentaron como integrantes de la policía ferroviaria.

“Les dijeron que los tenían que acompañar a Retiro para hacer una declaración por una causa por un conflicto gremial o una cosa del estilo, de poca importancia”, recordó que supo entonces cuando llegó desde San Juan, de donde es oriundo, para saber qué había ocurrido con su hermano.  

Catnich contó que su cuñada estaba embarazada y recordó la búsqueda de su sobrino nacido en cautiverio. Al igual que en la audiencia pasada lo hicieron Roberto y María Esther Landaburu, el hermano y la hermana de la desaparecida, contó que supo que en el Hospital de Campo de Mayo una asistente social retiró un bebé para darlo en adopción, cuya madre quería llamar Federico y estaba presa. Ese podría ser su sobrino, dijo, porque las fechas coinciden y ese era el nombre que querían darle al bebé si nacía varón.

También contó que Ema Battistiol y su hija Sandra, hermana del trabajador desaparecido, también habían sido llevadas a Campo de Mayo y que al salir relataron haber visto a su cuñada, que identificaron por el gamulán, pantalón y botas negras que vestía cuando la secuestraron.

Nora Montarcé cerró la audiencia con su testimonio. La mujer contó que pudo enterarse de la militancia gremial de su padre en la línea Mitre luego de que en el año 1996 se sumó a la agrupación H.I.J.O.S, lo que le permitió encontrarse con compañeros de su papá.

Contó también que su mamá estudiaba psicología y que cuando la secuestraron, a ella que era una beba la dejaron en lo de una vecina. Lo mismo ocurrió con las hermanas Flavia y Lorena Battistiol, hijas del matrimonio Battistiol Colayago, que declararon la semana anterior.

El juicio, que comenzó el 29 de abril del año pasado y estuvo suspendido por la feria por las medidas de seguridad por el Covid 19, investiga crímenes cometidos contra 323 víctimas que entre los años 1976 y 1978 fueron alojadas en Campo de Mayo, y juzga a 22 imputados, de los cuales trece no tienen condena previa y nueve ya han sido sentenciados por otros delitos.

...

El debate continuará el miércoles próximo por el sistema de videoconferencias del Poder Judicial de la Nación. Los testigos, el tribunal, la fiscalía, las querellas y las defensas se reunieron en una sala de reuniones virtuales. El público asistió desde otra, en la que al final del debate, un familiar como si levantara una pancarta compartió la pantalla con la imagen sonriente de Juan Carlos Catnich.