Los movimientos sociales que acompañan al Frente de Todos consideraron positivo el proyecto de ley que crea el Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI. Las organizaciones populares que rechazaron en la calle el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, coinciden en que la propuesta de aporte de emergencia para quienes tienen bienes en el exterior sin declarar está en sintonía con su reclamo.

La secretaria General Adjunta de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), Dina Sánchez, sostuvo que es el proyecto presentado en el Senado “busca realmente que paguen la deuda quienes fugaron, se llevaron los dólares afuera y evadieron y no los sectores populares”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Es bueno porque busca no repetir las recetas viejas de siempre: que la paguemos los sectores que menos tenemos y que no pedimos la deuda. Es una forma de que la deuda externa no la paguemos quienes somos acreedores de una deuda interna. La plata que se necesita para la deuda interna, los 18 millones pobres que tenemos, es plata que se destina para pagar al FMI. No debería ser así. El proyecto es bueno porque pone en el centro que hay una deuda interna con el pueblo. Los que la fugaron siguen ganando porque son los que siguen especulando con los alimentos”, afirmó la vocera del Frente Popular Darío Santillán en diálogo con Tiempo Argentino.

Desde la Túpac Amaru también avalan el proyecto y consideran que va en línea con el lema de las movilizaciones: “que la paguen los que la fugaron”. El referente nacional de la organización, Alejandro “Coco” Garfagnini, dijo que “en el contexto en el que se da, es interesante». 

“Lo vemos muy bien, lo que pretendíamos era no llegar al acuerdo. Hay un informe del Banco Central donde está el listado de los que fugaron la deuda que tomó Macri. Me parece bien porque prioriza que paguen la deuda los que la fugaron. Esa deuda no fue a ninguna escuela ni a Ciencia y Tecnología, está en paraísos fiscales. La tienen que repatriar de alguna manera. No habría que pagarle nada al FMI, pero en la situación en la que estamos es una buena medida”, afirmó el referente en diálogo con este diario.

“Es un dato que la propuesta surja en el ámbito legislativo y no en el ejecutivo. Me sorprendió gratamente que salga un proyecto de estas características porque estaba muy angustiado y contrariado por la aprobación del acuerdo con el FMI que convalida una estafa. Me hubiera gustado que fuera una iniciativa del presidente. Espero que recupere carácter y voluntad política para resolver estas cosas como la inflación, la pobreza y los presos políticos, que ya son de él. Después de dos años, Milagro ya no es la presa del macrismo, sino que además es la presa de Alberto Fernández”, agregó Garfagnini en referencia a la lideresa de la Túpac Amaru.

La Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), que también se movilizó junto a gremios y organizaciones políticas y sociales para rechazar el acuerdo, acompaña la iniciativa. El referente nacional Agustín Sánchez sostuvo que están “totalmente de acuerdo».

“Siempre consideramos que es necesario aumentar las retenciones no solo en el aceite y la harina, sino también a los granos para afrontar la situación de inflación y por las ganancias extraordinarias por la guerra. En ese contexto, estamos en pleno acuerdo con el proyecto de ley. Cuando se cerró en el Congreso, nosotros salimos a decir que no estábamos de acuerdo porque entendemos que es legalizar, blanquear, formalizar la deuda. Lo primero que había que hacer era investigar la deuda que Macri tomó y después salir a negociar. Por supuesto acordamos que la deuda la paguen los que fugan guita o tienen plata afuera del país”, le dijo a Tiempo.

“No sé si hay una escucha de lo que planteamos los movimientos sociales. Lo que sí hay es un descontento generalizado, sectores propios del Gobierno en disconformidad. Las distintas expresiones de sectores de la calle, populares, internos del propio gobierno hacen a un proyecto de ley que hay que ver si avanza y se transforma en algo concreto”, agregó Sánchez.

Con respecto a la reunión entre la vicepresidenta Cristina Fernández con el embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc R. Stanley, Dina Sánchez consideró que si va en línea con el proyecto, es bienvenida. 

“Todo lo que se pueda sumar para avanzar en poner en el centro un debate interno, me parece que sirve. Todo lo que pueda sumar a llevar adelante a que se discuta proyectos o leyes que ponen en el centro la deuda con el pueblo, me parece que va a sumar”, indicó la referente.

En esa misma línea se expresó Garfagnini. “No sé de qué hablaron. Si fue de este proyecto y Cristina le planteó que Estados Unidos colabore en detectar a los fugadores seriales de la Argentina, me parece bien. Supongo que hablaron de eso porque vino encadenado al proyecto. Va en la línea de lo que uno pretende después de la tragedia de haber legalizado la estafa de la toma de deuda del macrismo”, declaró.