La Cámara baja no tendrá cambios demasiado determinantes luego de las legislativas de este domingo. Donde sí se verán las diferencias es en el Senado. Nada que sorprenda a esta altura, luego del 12 de setiembre. Simplemente se confirmó la tendencia que habían marcado las PASO y el gobierno pierde cinco bancas, con lo cual lo esperan dos años de negociaciones en un ámbito que el peronismo manejó con cierta holgura desde la recuperación de la democracia, en 1983.

Hacemos por Córdoba, de Juan Schiaretti, pierde una de las bancas al Senado nacional por la mayoría a manos de Juntos por el Cambio, que a nivel provincial, por otro lado, corroboró el liderazgo de Luis Juez, que arrasó con el 54% de los votos sobre Alejandra Vigo, con 25%.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El Frente de Todos quedó lejos en la provincia mediterránea, con 10% de los votos en un escenario que no le resulta favorable desde hace varios años y donde no logra apenas subir a los dos dígitos. Carlos Caserio debe dejar su lugar en el senado nacional a un opositor luego de haber comandado una instancia de unificación del peronismo cordobés. Juez, en un alarde triunfador, declaró que le había ganado “a los dos peronismos”. En todo caso, también le ganó al radical Mario Negri y al propio Mauricio Macri, que le dio la espalda en la interna de JxC.

En Santa Fe, JxC tiene 48% de los votos y se lleva las dos bancas, una de ellas para la periodista Carolina Losada. Segundo queda FdT con 28% y en tercer lugar el frente del socialismo provincial, convertido ahora en un partido más bien testimonial luego de haber gobernado la provincia entre 2007 y 2019. La interna de FdT fue controvertida tras el desafío del ex ministro de Defensa Agustín Rossi al gobernador Omar Perorri. Pero seguramente no hay que buscar allí la caída del oficialismo provincial.

En La Pampa, bastión tradicional del peronismo, JxC se llevaría las dos bancas a senadores, con el 48% de los votos obtenidos contra 28% del peronismo, y en Chubut también el frente opositor nacional obtendría los dos curules por la mayoría, aunque con una diferencia menor: 38% contra 28% del FdT.

Las proyecciones indican que con estos resultados el Frente de Todos se quedaría con 35 senadores, a dos del quorum propio, lo que adelanta una cámara donde cada decisión será aún más difícil para el gobierno nacional. La oposición tendrá 34 senadores y hay tres puestos que ocuparán partidos provinciales, que serán los grandes definidores.

El detalle sobre las PASO de setiembre pasado indica que Juntos por el Cambio creció en Chubut, en Córdoba y en La Pampa y bajó algo en La Pampa. Se estancó el peronismo en todas esas lides. Con sutiles diferencias, la izquierda del FIT tuvo leves crecimientos y se consolida como tercera fuerza a nivel nacional.