Como se sabe, Ocampo alojó allí a personalidades de todo el mundo. Según lo informa la UNESCO  “Villa Ocampo fue construida en 1891 en San Isidro (Buenos Aires, Argentina) por el ingeniero Manuel Ocampo, padre de Victoria, como una casa de veraneo para su familia con un espléndido jardín y una vista imponente sobre el Río de la Plata. A principios de la década de 1940, Victoria, la mayor de las seis hermanas Ocampo, heredó la casa y transformó sus interiores con simplicidad para habitarla. Villa Ocampo se convirtió en su residencia permanente. Reunió allí muebles, obras de arte, fotografías, recuerdos familiares, todos objetos valorados por su significación estética o afectiva, logrando una sobria alianza entre tradición y vanguardia.”

La biblioteca personal  de Victoria, que está integrada por más de 11.000 volúmenes, se alojó allí. De los 11.000 libros que la componen, más de 1300 están firmados por sus autores y más de 1000 tienen anotaciones de la propia Victoria, lo que permite acercarse a la intimidad de su lectura. De su biblioteca dijo la propia Ocampo: “No tengo sino libros que leo, marco con lápiz y acaban medio desencuadernados si los frecuento demasiado. Por consiguiente, no soy bibliófila, aunque me encante hurgar en las bibliotecas de los bibliófilos que me lo permiten. Mi biblioteca es simplemente una montonera de libros alineados sin orden aparente en los estantes, o apilados en mi dormitorio.”

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los muchos libros que la integran y que tienen trazos y dedicatorias de autores se destacan, entre otros, los de Rafael Alberti, Gisèle Freund,  Aldous Huxley, Alejandra Pizarnik y del escritor británico Graham Greene autor, entre otros libros, de El cónsul horario. En la selección  hecha por #VictoriaRecomienda pueden verse, por ejemplo, dos dedicatorias, una manuscrita y otra impresa. Greene, fue huésped de Victoria -quien publicó parte de su obra- tanto en la casa de San Isidro como en la de Mar del Plata.  

Otra de las obras recomendadas es Adiós a Berlín de Christopher Isherwood, un libro publicado por la editorial Sur fundada por la propia Ocampo. Ese libro que “recrea el ambiente de Berlín en los años previos a la Segunda Guerra Mundial, cuando empezaba a asomarse la amenaza del nazismo” al igual que el de Greene, tiene una dedicatoria escrita a mano que dice: “in friendship x admiration”.

Entre los libros recomendados aparecen también Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar, La amortajada de María Luisa Bombal, novela que también fue publicada por Sur en 1938; y Los caballeros las prefieren rubias (pero se casan con las morochas) de la autora estadounidense Anita Loos, quien también fue actriz y guionista de la Metro Goldwyn Mayer. Loos  cultivó la amistad de Ocampo con la que, según parece, hablaban y compartían opiniones acerca de diversos espectáculos. En Villa Ocampo hay 33 cartas y varias postales que atestiguan esta amistad.

Fueron muchas las figuras de la cultura que convergieron en Villa Ocampo, tanto del ámbito internacional como nacional. Baste citar a Gabriela Mistral, Rabindranath Tagore, Federico García Lorca, Albert Camus, Antoine de Saint-Éxupery y María Elena Walsh. Entre sus huéspedes célebres figura también Igor Stravinsky, quien visitó la Argentina en 1936 cuando viajó  al país para poner en escena su obra Perséphone en el Teatro Colón de Buenos Aires. Villa Ocampo fue no sólo su lugar de alojamiento, sino también de composición. El piano Steinway que utilizó aún se conserva en la casa.

El Centro de Documentación de Villa Ocampo, cuyas imágenes nutren las recomendaciones de #VictoriaRecomienda, está compuesto por más de 11.000 libros, 2500 publicaciones periódicas, 1000 fotografías y 4000 cartas. Hay, además negativos, papeles, manuscritos, discos, partituras, una colección completa de la revista Sur encuadernada y anotada por Victoria Ocampo, entre otros documentos que dan cuenta de su intensa actividad en el área cultural.

Según consta en el portal de la UNESCO referido a Villa Ocampo, “La revista y editorial Sur, bajo la dirección de Victoria Ocampo, se constituyó en un verdadero puente entre culturas y en un foro de escrituras y lecturas que dio forma a un círculo intelectual que supo leer e intervenir en los grandes debates de su época. De regiones muy lejanas en el mundo, personalidades como Barthes, Borges, Sartre, Huxley, Gandhi, De Sica, De Gaulle, Lacan, Cortázar, Breton, Malraux, Gide, Mistral, Stravinsky y Le Corbusier fueron –entre otros– los interlocutores y productores del conjunto documental que se presenta.”

#VictoriaRecomienda es una iniciativa que permite difundir y dar a conocer a un público muy amplio y no necesariamente vinculado al área cultural algo de este valioso patrimonio.