El sábado por la noche, abril terminó con alivio para Boca con su cómodo 2-0 ante Barracas Central y con un triunfo histórico para River, su espectacular 7-0 ante Sarmiento en Junín, una cantidad de goles que en torneos de Primera División no conseguía como visitante desde hacía 50 años, en 1972 contra un club semiamateur que participó en el Nacional, Bartolomé Mitre de Misiones.

Atrás quedó un mes turbulento para el equipo de Sebastián Battaglia pero finalmente llegó a la orilla y ahora, en las próximas tres semanas, se apronta a lo decisivo del primer semestre. El mismo desafío le espera al equipo de Marcelo Gallardo: perdió en el superclásico de fines de marzo y ganó siete de nueve partidos en abril, pero en mayo terminará de definir su suerte en las instancias finales de la Copa de la Liga y la primera fase de la Copa Libertadores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Boca terminó abril con tres triunfos, cuatro empates y dos derrotas en nueve partidos, pero no tiene tiempo de mirar para atras: su primera parada fuerte será este miércoles contra Always Ready, en La Paz, por la cuarta fecha de la Copa Libertadores. Último con 3 puntos, pero a sólo uno de la zona de clasificación, un triunfo en Bolivia eliminaría una buena parte de las dudas sobre su pasaporte a los octavos de final, siempre y cuando también gane sus compromisos como local ante Corinthians (el martes 17) y Deportivo Cali (el martes 24). Un empate en los 3.600 metros de la capital boliviana también sería una buena noticia para Boca, pero una derrota lo llevaría a salvar dos match points ante los brasileños y colombianos.

En el medio, ya clasificado en el segundo puesto a los cuartos de final de la Copa de la Liga, Boca jugará el domingo 8 contra Tigre para cumplir el fixture del campeonato doméstico, por la última fecha de la zona 2. Una jornada de calma antes de lo decisivo porque la parte definitoria de la Copa de la Liga comenzará y se resolverá de inmediato: los cuartos de final serán el miércoles 11, las semifinales se jugarán entre el sábado 14 y el domingo 15, y la final será el domingo 22.

Primer bonus track: entre esa seguidilla, los martes 17 y 24 Boca jugará dos partidos en los que deberá ganar, ante los brasileños y colombianos. Segundo bonus track: la final o semifinal del torneo local puede ser contra River.

Tras su gran sprint de finales de abril, el equipo de Gallardo arranca algo más aliviado en la Copa Libertadores (suma 9 puntos, contra 3 de Boca), pero tendrá la misma responsabilidad de sellar la clasificación a los 16 mejores de América y de seguir avanzando en el torneo local.

River, incluso, todavía no aseguró el segundo puesto en la Copa de la Liga, posición que le garantizará jugar en el Monumental el choque de cuartos de final el miércoles 11 (las semifinales y la final serán en partidos en cancha neutral). Si Boca jugará este domingo ante Tigre con la tranquilidad que ni una derrota le afectará el puesto (aunque está claro que el equipo de Sebastián Battaglia debe mejorar su juego), River tal vez llegue a la última fecha sin esa garantía.

Si Argentinos le gana hoy a Platense, en el cierre de la democitercera fecha, entonces el equipo de Gallardo tendrá que conseguir al menos un empate el domingo en el Monumental ante los de Saavedra para terminar como escolta del líder Racing y, de esa manera, jugar de local en los cuartos. River incluso podría salir primero pero dependerá de un triunfo propio y de una derrota del equipo de Fernando Gago ante Vélez, el domingo.

River arrancará mayo este jueves ante Fortaleza, en el noroeste de Brasil y seguirá el domingo contra Platense. Su fixturé, siempre y cuando siga con vida en el torneo lcoal, seguirá el miércoles 11 por los cuartos de final de Copa de la Liga, el domingo 15 por la semifinal de la Copa de la Liga, el jueves 19 ante Colo Colo en el Monumental, el domingo 22 la eventual final de la Copa de la Liga (¿será Boca el rival?) y, finalmente, el miércoles 25 contra Alianza Lima, también en Núñez. Es posible que River llegue clasificado a ese partido, pero no quita que mayo será el mes más decisivo para el primer semestre del año, también para el equipo de Gallardo.

El calendario de Boca:

Miércoles 4: Always Ready (visitante, Copa Libertadores).

Domingo 8: Tigre (local, última fecha de la Copa de la Liga).

Miércoles 11: cuartos de final de Copa de la Liga (local).

Sábado 14 o domingo 15: semifinal de la Copa de la Liga (en caso de avanzar en la serie previa, neutral).

Martes 17: Corinthinas (local, Copa Libertadores).

Domingo 22: final de Copa de la Liga (¿River como rival?, en caso de avanzar en la serie previa, neutral).

Martes 24: Deportivo Cali (local, Copa Libertadores).

El calendario de River:

Jueves 5: Fortaleza (visitante, Copa Libertadores).

Domingo 9: Platense (local, última fecha de la Copa de la Liga).

Miércoles 11: cuartos de final de Copa de la Liga (aún no definido, pero muy posiblemente de local).

Domingo 15: semifinal de la Copa de la Liga (en caso de avanzar en la serie previa, neutral).

Jueves 19: Colo Colo (local, Copa Libertadores).

Domingo 22: final de Copa de la Liga (¿Boca como rival?, en caso de avanzar en la serie previa, neutral).

Miércoles 25: Alianza Lima (local, Copa Libertadores).