Las grandes empresas con deudas en dólares avanzan en la adecuación de sus esquemas de pago a la decisión del Banco Central de solo habilitar el 40% de las divisas necesarias. Ello no necesariamente quiere decir que la salida sea positiva ya que los analistas y calificadores de riesgo advierten que si las firmas apelan a la Bolsa de Valores para conseguir los dólares, descargarán sus mayores costos financieros en algún lado, o bien con mayores precios en sus bienes y servicios o con una caída drástica de sus gastos de capital. La historia recién comienza y esos mismos expertos no descartan que alguna firma ingrese a la zona de default.

Según la calificadora de riesgo Moody’s Local Argentina, los vencimientos de deuda privada sujeta a la regulación del BCRA ascienden a 1253 millones de dólares entre el 15 de octubre y el 31 de marzo de 2021. En todos los casos se trata de Obligaciones Negociables, una suerte de bono privado que remunera al capital con una tasa fija y se puede comprar y vender en el mercado secundario.

Moody’s observa que “las empresas argentinas con elevados vencimientos de capital en los próximos seis meses se verán directamente afectadas” por la decisión del BCRA y estima que “si bien las compañías podrían repagar su deuda comprando dólares en el mercado de capitales, ello tendrá un impacto financiero significativo dada la diferencia de cotización con el dólar oficial”.

Cómo lidiarán las empresas con el “impacto financiero significativo” dependerá de una serie de factores, entre los cuales no será menor la reacción negativa de la  población a nuevas subas de precios.

Irsa, Cresud y el banco

El deudor con mayores vencimientos es el conglomerado de empresas que gira en torno de la figura del empresario Eduardo Elsztain. Entre Irsa, Cresud y el Banco Hipotecario suman deudas por 535 millones de dólares, todas con vencimientos en noviembre próximo.

El Banco Hipotecario avanzó en la reestructuración de su deuda y logró la adhesión de acreedores por casi 100 millones de dólares, equivalente a un 35% de los casi 280 millones de dólares que debería pagar a fines de noviembre. Los que adhieran recibirán de manera anticipada, por cada U$S 1000 del monto original, U$S 420 en efectivo y U$S 600 en bonos nuevos, amortizables en cinco años y que mantienen el cupón de 9,75 por ciento, la tasa original. Es decir, a cambio de estirar los plazos del 60% de la deuda, el Hipotecario realiza un pago en efectivo inmediato por el 40% y no toca la tasa de interés.

Para Moody’s, en la situación del Banco Hipotecario se observa la presencia de un “deterioro en la calidad de los activos del banco debido a su exposición al sector consumo”. A ello se suman “los deterioros recientes de algunas de sus exposiciones corporativas más grandes, así como su alta dependencia al fondeo en el mercado de capitales”.

Sin dólares propios

La experiencia del Banco Hipotecario abre cierta expectativa entre los funcionarios del gobierno porque se trata de una salida que responde a los requerimientos del Banco Central. Sin embargo, falta información sobre lo que están haciendo las demás empresas con fuertes vencimientos hasta los primeros meses de 2021 (ver aparte). A ese listado hay que agregar a YPF, el deudor individual con el mayor vencimiento: U$S 427 millones en marzo de 2021.

Los antecedentes no son favorables. Las grandes empresas han aprovechado lo que consideraron un dólar oficial barato en la Argentina para pagar deudas, sean estas comerciales (por ejemplo, prefinanciación de exportaciones) o financieras (préstamos bancarios, vencimientos de Obligaciones Negociables). Así lo dice el Banco Central en su último informe del mercado cambiario: las empresas que operan en el comercio exterior (todas las que no son el puñado de cerealeras), compraron reservas del Banco Central, las que “fueron destinadas principalmente a realizar pagos netos por bienes y servicios, y a cancelar deuda financiera”. En anteriores informes la autoridad monetaria observó que el sector oleaginoso había sido el motor de la demanda de dólares para pagar vencimientos, razón por la cual “el stock de endeudamiento con el exterior del sector por financiamiento a exportaciones se encuentra en un nivel mínimo histórico”.

Con respecto a la variante de usar los miles de millones de dólares que las empresas tienen en el exterior, no hay comentarios.  «

ENDEUDADAS

Estas son las empresas argentinas que tienen vencimientos de deudas en dólares y cuyos pagos entran dentro de las restricciones del Banco Central para obtener el ciento por ciento de las divisas.

Irsa tiene el vencimiento más próximo, el 15 de noviembre. Debe desembolsar 181,5 millones de dólares.

Aes Argentina Generación debe pagar U$S 22,2 millones el 18 de noviembre.

Genneia, U$S 51,5 millones el 23 y U$S 6,8 millones el 20 de diciembre.

Banco Hipotecario, 279,8 millones el 30.

Plaza Logística, 27,1 millones el 18 de diciembre.

John Deere, U$S 4,9 millones el 21 de diciembre y otros U$S 23,2 millones dos días después.

Grupo Albanesi, U$S 8 millones el 5 de febrero de 2021 y U$S 19,7 millones el 16.