Desde el Ministerio de Salud de la Nación, el balance es positivo en este primer año de la ley. “En un año la ley se reglamentó, están los protocolos de atención a ILE e IVE y con esos protocolos se capacitó a diferentes equipos de salud de país” afirma a Tiempo Argentino, la Secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Sandra Tirado. “Aumentó la oferta de misoprostol, aumentó la cantidad de hospitales y centros garantizan la ILE IVE, estamos hablando de casi 1300 centros, se distribuyeron los medicamentos y también aumentaron las consultas al 0800”, añade.

“Es un montón que se haya reglamentado tan rápido la ley, porque a veces hay demoras. En este caso fue rápido y eso permitió que se trabajara inmediatamente con las capacitaciones para garantizar este derecho”, afirma Tirado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con respecto a las diferencias que existen entre las provincias y las localidades del país en cuanto a la aplicación, la funcionaria aclara. “Hay lugares donde es más difícil avanzar en que se asegure este derecho. Por supuesto lleva más tiempo, por eso es tan importante el trabajo se está haciendo con los equipos, con los referentes de salud sexual de las provincias y con los ministerios. Desde el Consejo Federal de Salud (Cofesa) presentamos los protocolos y trabajamos con los ministros para garantizar la prestación”.

“Dentro de las provincias, buscamos efectores que garanticen el derecho y en las situaciones en que se complicó garantizarlo, hubo intervención del equipo para que se garantice”.

La importancia de la Educación Sexual Integral

A la par de las capacitaciones en materia de interrupción de los embarazos, Tirado afirma que también se garantiza, como parte de la ley 27.610, que estén los insumos de anticonceptivos disponibles, y a través de las asesorías, se trabaja con los adolescentes.

“Este año, desde el Ministerio hemos trabajado con capacitaciones a docentes con la Educación Sexual Integral entendiendo que, en esta época de pandemia, la presencialidad en las escuelas dificultó un poco el tema de la ESI. Pero también coordinamos con Educación para que se avance en su aplicación. Desde la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva se dictó una capacitación a docentes que apunta a garantizar la ESI y en ese marco el conocimiento sobre la IVE”.

Salud sexual garantizada para todo el territorio

El 15 de diciembre, Sandra Tirado fue una de las expositoras durante la presentación de Cuerpos y Libertades un trabajo realizado en forma coordinada entre la Red de Católicas por el Derecho a Decidir, lideresas de comunidades indígenas y radios comunitarias y el Ministerio de Salud de la Nación.

Se trata de una serie de materiales gráficos y sonoros sobre derechos sexuales y reproductivos en idiomas wichí, guaraní, toba y chorote. Aborda en particular la violencia sexual y la interrupción voluntaria del embarazo

“Lo importante era poder garantizar este derecho a estas comunidades y a estas mujeres. Y se garantiza a través de estas guías que se realizaron en forma muy rica con mujeres, lideresas de las comunidades indígenas y entre ellas hay una adaptación para que el protocolo estuviera disponible en estas lenguas”, describió Sandra Tirada.

“Esto no quiere decir que no sepamos que falta mucho por hacer y por garantizar. También está la accesibilidad al sistema de Salud, que tengamos un parto respetado y muchas otras cosas que hay que trabajar dentro de las comunidades”.

“Dentro del Cofesa lo que planteamos es que el momento de discutir y opinar ya terminó. Ahora es una ley que garantiza un derecho y tenemos que trabajar para garantizarlo. Es un avance enorme, es una ley que nos debíamos en el país, y ahora tenemos a todo el sistema de salud y del Estado avanzar en este derecho y nada más”.

Producción pública de misoprostol

Esta semana, durante una reunión con la prensa, la ministra de Salud Carla Vizzotti informó que existen grandes avances para la producción local por parte del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe como para alcanzar la aprobación por parte de la Anmat.

“Estamos trabajando con el laboratorio de Santa Fe. Tenemos, por un lado, un apoyo de laAgencia Nacional de Laboratorios Públicos (Anlap) que depende de la secretaría de Acceso a la Salud, que viene trabajando con el laboratorio y una vez que los medicamentos son provistos por el laboratorio se distribuyen a través del plan Remediar a los centros que garantizan a la IVE e ILE.

“Ahí tenemos una relación muy cercana con el laboratorio de Santa Fe pero también se está trabajando con otras provincias para que se pueda producir misoprostol, por lo que hay un trabajo muy bueno con Anlap con los ministerios provinciales y el ministerio de Salud nacional”.

“Hay muchísimo para mejorar”, expresa Tirado. “Pero creo que hicimos un montón para un año, sobre todo es un derecho que está garantizado, hay un equipo que está trabajando en este sentido desde el Ministerio, entonces, hay que festejar”.