El barro arrasó con al menos dos de las habitaciones de un hotel del complejo Villa Huinid, en Bariloche, que dejó un saldo trágico: un muerto, cinco heridos y dos personas desaparecidas. La búsqueda continúa bajo los escombros, a riesgo de que las lluvias provoquen nuevos deslizamientos que agraven el panorama.

La víctima fatal fue identificada como Víctor Jesús Gonzalez Giovanelli, oriundo de Uruguay. Su esposa fue rescatada tras permanecer horas en el barro. El matrimonio desaparecido integra el mismo grupo de viaje. Estaban en las habitaciones más afectadas por el desastre: la 105 y la 107, que apuntaban al cerro. Las del lado contrario, hacia el lago, sufrieron menos consecuencias.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El terreno se licuó, se hundió la base y el alud se metió en el primer piso del hotel Bustillo. El impacto más grande fue en las habitaciones 105 y 107, y en un pasillo que hay en el fondo de la pileta. Nosotros rescatamos a cinco personas. La última fue una señora que estuvo atrapada unas dos horas. La estuvimos conteniendo hasta que pudimos estabilizar el lugar y sacarla”, dijo al diario La Nación Santiago Busch Frers, segundo jefe de Bomberos de Melipal, jurisdicción donde está el hotel.

Según describió Busch Frers, el hotel tiene habitaciones que dan al cerro, luego un pasillo y habitaciones que dan al lago: “Las de atrás recibieron el impacto. A una de las habitaciones el barro se la comió entera, con el pasillo y todo, y la metió en la habitación del lago. Y a la que pudimos acceder nosotros la barrió casi hasta la mitad. La habitación 105 es la más complicada: está borrada directamente. Y ahora vuelve a llover, así que se está trabajando para asegurar el lugar. No se puede acceder al hotel todavía, no se puede hacer ningún tipo de remoción hasta tanto se asegure el lugar. Estimamos que eso llevará entre 24 y 48 horas”.

Por el momento la prioridad está puesta en hallar a las personas desaparecidas. Ya se confirmó que estaban dentro del hotel al momento del alud, en la noche del lunes.

Luego, será materia de investigación si la tala y la construcción que se realiza en la zona del hotel, dentro del mismo complejo (que pertenece al presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Bariloche, Claudio Roccatagliata) incidieron en el modo en que se deslizó el barro y afectó al hotel. Las primeras versiones indicaban que se trataba de movimientos autorizados.

Según consignó Río Negro diario, peritos del Ministerio Público, liderados por la licenciada en Criminalística Karina Uribe, analizaron el entorno del desmoronamiento, tomaron fotos y sobrevolaron el lugar con un dron. A cargo de la causa se encuentra el fiscal Gerardo Miranda.

El intendente local, Gustavo Gennuso, está de vacaciones en el exterior. Desde allí emitió un comunicado de pesar por lo ocurrido. La gobernadora Arabela Carreras, por su parte, anunció que viajaría a Bariloche pero las cancelaciones de vuelos lo postergaron.