Luego de las pericias genéticas con las que el Equipo Argentino de Antropología Forense logró identificar el cuerpo de Facundo Astudillo Castro, la querella de la familia del joven busca avanzar sobre los responsables de su desaparición el 30 de abril.

Los resultados finales de la autopsia, que podrían aportar más datos sobre cómo y en qué circunstancias murió, demorarán entre 45 y 60 días.  Mientras tanto, los abogados de Cristina Castro buscan que se realicen una serie de pruebas que hasta ahora el fiscal Santiago Ulpiano Martínez demoró y que con la incorporación de los dos nuevos fiscales tendrían un nuevo impulso.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“La causa pasará por todas las declaraciones y las pruebas que el fiscal (no quiso hacer y ahora con los otros dos fiscales que se incorporaron se van a hacer”, detalló a radio La Red el abogado Leandro Aparicio.

“Están procesando datos que antes se procesaron mal y se están tomando declaraciones testimoniales que nos permiten tener acreditada la participación (de la policía bonaerense). Ya tenemos un primer núcleo para detener”, señaló.

La familia ya intentó en dos ocasiones detener a al menos 4 de los policías bonaerenses que estuvieron involucrados en la retención de Facundo por violar la cuarentena. Se trata de los agentes Mario Sosa y Jana Curuhuinca, de Mayor Buratovich, Siomara Flores y Alberto González, este último de Teniente Origone, donde se halló un amuleto que solía llevar Facundo como recuerdo de su abuela.

Días antes de la identificación del cuerpo del joven, la causa ya había tomado otro ritmo, señalaron los querellantes. Coincidió con la visita de Cristina al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof.

Esos días se logró identificar un móvil policial que había estado en la zona donde se recuperó el cuerpo y este miércoles comenzó a peritarse. También se utilizó al perro Yatel y su adiestrador, el perito Marcos Herrero. Según medios locales, el perro habría reaccionado en el asiento trasero del auto, por lo que se tomaron muestras.

“No caben dudas que Facundo fue desaparecido y asesinado por la policía de la provincia de Buenos Aires”, sostuvo nuevamente este jueves Aparicio, quien señaló que “hay testigos amenazados por la policía bonaerense y están aterrorizados”, por lo que van a acudir a los organismos internacionales.

También volvió a cargar sobre el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, a quien calificó como “bocón” y “encubridor”. “Tenemos, por ahora, un señor que es ministro de seguridad que miente en cada intervención. Para nosotros Berni también es un desaparecedor (…) no nos interesa si lo echan o no, pero creemos que Berni tiene que responder penalmente”, agregó.