Agrupaciones universitarias nacionales que, abiertamente, apoyan al Frente de Todos,  denuncian a la conducción de la Federación Universitaria Argentina (FUA), en manos de la Franja Morada, por irregularidades y proscripción de centros de estudiantes de cara a las elecciones programadas para este sábado en la Facultad de Medicina de la UBA. La FUA es la entidad que nuclea a todos los centros de estudiantes de universidades públicas del país y sus últimos comicios, pandemia de por medio, se realizaron en 2018.

“Nos encontramos con la sorpresa de que el radicalismo, que actualmente tiene en su poder la presidencia de la federación, decidió a través de argumentos arbitrarios impedir que los delegados de alrededor de 90 centros de estudiantes de distintas provincias no voten este fin de semana”, dijo Diego Arellano, presidente de la Federación Universitaria de Avellaneda, según un comunicado difundido por las organizaciones. “Curiosamente, los centros de estudiantes que quieren dar de baja cambiarían el resultado a favor de los radicales, lo que sería un hecho histórico después de tantos años con ellos en la conducción”, afirmó.

Una doble vara

La FUA funciona a través de un sistema de representación indirecta en donde cada centro de estudiantes define sus delegados y son éstos quienes después votan entre las diferentes listas presentadas para dirigir la federación. En circunstancias normales, la elección se realiza cada dos años pero en esta oportunidad la pandemia estiró los plazos. En la actualidad está compuesta por 9 miembros: 3 representantes de la Franja Morada, 2 representantes de la JUP, 2 del Frente Nuevas Reforma (PCR y MPE), 1 del MNR (Partido Socialista), 1 del FIT (Partido Obrero).

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Respecto a la denuncia pública, Julieta Leguizamón, presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, contó que “el problema comenzó la semana pasada en la reunión en la que los distintos espacios estudiantiles que componemos la junta ejecutiva de la federación nos juntamos a regularizar todo lo vinculado a los delegados”. Y prosiguió: “la Franja Morada impugnó a 88 centros de estudiantes bajo pretexto de que algunos no habían realizado elecciones hacía mucho tiempo o que las elecciones eran muy recientes”. Sin embargo, ese argumento también podría interponerse contra la propia FUA. “Lo cierto es que la pandemia complicó esquemas electorales, además de los de cursado y exámenes en todas las facultades del país pero si le diéramos validez a lo que dice la Franja Morada, la misma federación estaría fuera de toda regla porque hacía más de cuatro años que no teníamos elecciones, es una doble vara con intenciones políticas”, agregó la dirigente estudiantil.

Desde el radicalismo negaron las acusaciones. «Es una movida que están haciendo las agrupaciones cercanas al gobierno. El estatuto es muy claro y nosotros respetamos ese estatuto a rajatabla. Lo que hacen es generar un esquema de ruptura», dijo el presidente de la FUA, Bernardo Weber a La Política Online.

Los espacios universitarios anunciaron, si no hay marcha atrás, acudirán a dirimir el conflicto en la Justicia durante esta semana. Este viernes, dirigentes de las organizaciones denunciantes realizarán una conferencia de prensa

La perspectiva de la unidad de los espacios universitarios excluidos

La participación y confluencia de las agrupaciones impugnadas dentro de una misma lista junto a las demás que apoyan a la línea política del Frente de Todos sería una experiencia inédita. La alianza denominada “Frente Malvinas Argentinas” incluye a la Juventud Universitaria Peronista (JUP), al Movimiento Universitario Evita (MUE), a La Cámpora y a la CEPA, así como también a otros espacios como La Mella (del Frente Patria Grande), Auge, el MPE, el Miles y el MUI.

La referente nacional del Movimiento Universitario Evita, Lucía Morini, expresó que “los estudiantes universitarios necesitan una federación que esté a la altura de defender sus derechos y de avanzar en las conquistas que estos tiempos nos demandan, la Franja Morada de Juntos por el Cambio tuvo esa oportunidad desde el regreso a la democracia y hoy por hoy la FUA es algo estático, la gente no sabe ni qué es”. Asimismo, afirmó: “se quieren atornillar a la presidencia proscribiendo centros de estudiantes con maniobras fraudulentas, no vamos a avalar este atropello contra los representantes elegidos por estudiantes de toda la Argentina”.