El presidente Alberto Fernández aseguró este viernes que “trece millones de personas deberían estar vacunándose entre enero y marzo” contra el coronavirus, antes de que llegue el otoño porque, según aseguró, una segunda ola podría producirse “en otoño”, tal como ocurrió en Europa. Por eso pidió máximos cuidados en el verano, sobre todo en los jóvenes, que “actúan como vectores” de contagio en los adultos mayores, que son los que más riesgo corren ante los contagios de coronavirus, al anunciar la continuidad de medidas ante la pandemia de coronavirus a días de que finalice la última prórroga.

Al anunciar las medidas que se tomarán frente a la pandemia, el jefe de Estado dijo que con ese fin se “está avanzando con todos los proveedores de vacunas” y armando un plan de vacunación con el Comando Estratégico, en conjunto con todos los gobernadores.

En ese sentido convocó “a todos” a sumarse “como voluntarios” para ayudar en la campaña de vacunación y poder inmunizar a entre 4 y 5 millones de argentinos por mes. También explicó que la vacuna va a ser gratuita y no va a ser obligatoria.

“Confiamos en poder llevar adelante este plan de vacunación y para ello convoco a todos a ser parte de esta epopeya de cuidar la salud de los que están en riesgo”, enfatizó.