La madre de Ángeles Rawson, la adolescente de 16 años asesinada en 2013 por el portero del edificio en el que vivía en el barrio porteño de Palermo, publicó en las redes sociales una carta dirigida a los padres de Fernando Báez Sosa, en la que les pide que «tengan fortaleza» durante el juicio oral que se está desarrollando en los tribunales de Dolores, ya que es «una de las situaciones más crueles que puede vivir un ser humano».

El siguiente es el texto completo de la carta que publicó Jimena Aduriz, mamá de Ángeles, en la red social Facebook:

«El juicio por el asesinato de un hijo es volver a vivir pero con más horror los momentos más crudos de esos instantes que nos cambiaron la vida. Es enfrentar al asesino, conocer detalles escalofriantes, ver videos de la muerte o de los instantes previos, escuchar a la defensa que en su estrategia intenta derribar la verdad, y todo eso manteniendo la templanza y en silencio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Es una de las situaciones más revictimizantes, sino la más cruel que puede vivir un ser humano y aunque se logre Justicia, los hijos no vuelven.

Sólo le ruego a Dios que en este penar, Graciela y Silvino tengan la fortaleza para transitarla. Como tantos otros padres. Y como tantos otros que ni siquiera llegan a esta instancia o llegan y no tienen Justicia».

Consultada por Télam sobre qué la motivó a subir este mensaje. Aduriz comentó: “Siempre pienso que en materia de contención, cuando alguien habla tu mismo idioma, es la mejor forma de ayudar”.

La mujer dijo que el inicio del juicio a los rugbiers imputados por el homicidio de Fernando, con amplia cobertura mediática, la tiene “obviamente conmovidísima” y que le trajo “muchos recuerdos” sobre lo que ella misma vivió en 2015 en el juicio a Jorge Mangeri, el femicida condenado a prisión perpetua por el crimen de su hija.

“La idea es que todo lo que están atravesando Graciela y Silvino sepan que hay alguien que estuvo de ese lado y para que los demás también entiendan cómo es estar en un juicio”, comentó Aduriz.

“No es solamente el objetivo de lograr justicia. Es pasar por una transición tremendamente cruel y victimizante para lograr justicia y que encima tus hijos no vuelvan”, agregó.

Sobre los ocho rugbiers juzgados por el crimen de Fernando, la mamá de Ángeles dijo: “Ojalá que les den prisión perpetua a todos. No se trata solo de la muerte de Fernando sino también de la alevosía y la saña que pusieron”.

“Son personas perversas que actúan así, mucho remedio no tienen. Son tan responsables los que le pegaron, como los que lo filmaron, como los que impidieron que lo ayudaran. Creo que son personas incorregibles”, opinó.

Y remarcó: “Agarrar a una persona, reventarla a patadas, no dejar que nadie la asista y encima festejarlo, tiene que haber una mentalidad bastante psicopática”.

Por último, consideró que en este juicio “la contundencia que hay con las evidencias es muchísimo más fuerte que con Mangeri, pese al ADN que había en las uñas de Ángeles, porque hay cámaras y un montón de elementos de los que no pueden zafar”.