Este miércoles, la legislatura porteña definió a las autoridades de las diferentes comisiones. La docente y legisladora del Frente de Todos, Maru Bielli, fue designada como vicepresidenta de la comisión de Educación, Ciencia y Tecnología: “No pudieron cerrar las escuelas nocturnas, no pudieron cerrar los institutos de formación docente, y tampoco pudieron quitarle el Palacio Ceci a la comunidad de sordos”, señaló Bielli a Tiempo, al destacar la resistencia de la comunidad educativa porteña en 14 años de gestión PRO.

En una entrevista cedida a este medio, la diputada habló sobre los proyectos que presentó y presentará en educación y sobre la situación actual del sector: “Tenemos que poder reducir la enorme brecha de desigualdad que existe en la oferta educativa entre el norte y el sur de la Ciudad; en primaria, por ejemplo. En Palermo o Colegiales, 6 de cada 10 chicos tienen acceso a jornada completa. En Soldati o Lugano, sólo 2. Esa desigualdad se viene profundizando con los años”, agregó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

¿Qué balance hace de la gestión de Larreta en política Educativa?

-No es una gestión distinta a lo que fue la de Mauricio Macri como jefe de gobierno y a la de Mauricio Macri presidente. Se caracterizan, todas ellas, por la baja del presupuesto destinado a educación, la falta de dialogo con la comunidad educativa para definir políticas públicas y la construcción de un relato que tiene dos caras. Por un lado, la que expresa efectivamente lo que creen y que además tiene correlato con sus acciones -que la educación es un gasto, que los docentes son fracasados y que hay pibes que ya están perdidos-. Por el otro, la que se monta sobre una gran estrategia comunicacional, letreros luminosos y consignas rimbombantes de políticas u acciones que en el mejor de los casos tienen poco impacto en la realidad de las escuelas.

¿Cuáles son las consecuencias de estas políticas?

-La baja sistemática del presupuesto educativo tiene consecuencias muy graves para el sistema. No sólo por el estado en el que se encuentran muchas de las escuelas de la Ciudad que requieren obras de infraestructura que no se realizan, sino también por todas aquellas escuelas que faltan. El 55% de los niños y las niñas de la Ciudad concurren a escuelas públicas de gestión privada. Aclaro y lo digo así porque me parece importante dar cuenta de que el sistema es uno sólo y que la política educativa debe pensarse para el conjunto. ¿Cuáles son los motivos por los que tenemos en la Ciudad un porcentaje tan alto de privado? El PRO durante 14 años se empeñó en atacar simbólica y materialmente la escuela pública. Porque además, a las familias que quedan sin vacantes hay que sumarle una enorme cantidad de otras familias que ni siquiera se atreven a embarcarse en la odisea. Y esa es la puerta de entrada para trayectorias educativas diferenciadas. Porque el mayor problema del alto porcentaje de escuelas privadas por un lado, y el ingreso diferencial al nivel medio que se realiza en los sectores más vulnerables a través de los CPI, es que renunciamos a la enorme potencia que tiene la escuela como constructora de lo común. Esta es la consecuencia más grave de la falta de financiamiento de la política educativa; la renuncia del Estado –en este caso del gobierno de la Ciudad- como columna vertebral para sostener una política educativa de calidad e inclusiva.

¿La comunidad educativa es uno de los sectores más vapuleados de la gestión Larreta-Acuña?

-Creo que sí, pero no podemos decir que somos los únicos. Sucede con los trabajadores y las trabajadoras que tienen en sus funciones garantizar derechos en general en la Ciudad. Sí creo que hay una experiencia de resistencia muy grande en la comunidad educativa. Muchos de los avasallamientos más grandes que intentaron hacer tuvieron a las comunidades como protagonistas en la defensa de la educación pública. No pudieron cerrar las escuelas nocturnas, no pudieron cerrar los institutos de formación docente. No pudieron ahora quitarle el Palacio Ceci a la comunidad de sordos.

¿Cuáles son los problemas en materia educativa en la Ciudad que requieren solución urgente?

-Creo que hay muchos. Fundamentalmente luego de dos años de pandemia, tan difíciles para toda nuestra sociedad, especialmente para los chicos y las chicas. Hay que lograr que todos los pibes y las pibas vuelvan a la escuela. Eso es lo más urgente. La primera inscripción al Progresar 16/17 años arrojó que más de 800 jóvenes de esa edad no estaban yendo a la escuela en la Ciudad. Se requieren políticas activas para que vuelvan y para intensificar contenidos de tal forma que recuperen aquello que durante estos años no se pudo trabajar.

Por otro lado tenemos que poder reducir la enorme brecha de desigualdad que existe en la oferta educativa entre el norte y el sur de la Ciudad. En primaria por ejemplo. En Palermo o Colegiales, 6 de cada 10 chicos tienen acceso a jornada completa. En Soldati o Lugano sólo 2. Esa desigualdad se viene profundizando con los años, hay que trabajar en sentido inverso.

Hay que generar mejores condiciones de infraestructura para las escuelas. Y una deuda muy importante, la estabilidad de los y las docentes de la Ciudad.

¿Qué proyectos tiene en mente proponer desde la Comisión de Educación?

-Tenemos ya presentados varios proyectos. El de titularización de los docentes de media, artística, superior y socio educativo. En muchas de estas áreas hace más de 10 años que no hay titularizaciones.

Este miércoles presentamos la ley de financiamiento educativo, que pretende establecer metas de inversión en educación para los próximos 10 años en la Ciudad. Poder alcanzar el 30% que alguna vez ya se destinó. La Ciudad de Buenos Aires es la jurisdicción que menos esfuerzo presupuestario realiza en materia educativa. Presentamos un proyecto de becas en tecnología. Consideramos que es sumamente importante fortalecer el sistema de formación profesional que tiene la Ciudad y las áreas vinculadas a tecnología requieren de políticas de promoción para la reducción de las brechas de género. Eso propone nuestra ley de becas en TIC.

Relevamientos educativos para futuros proyectos

«Estamos trabajando en un proyecto que vincule formación profesional con inserción laboral. Que la Ciudad tenga mayor participación en las trayectorias laborales de quienes se forman en los CFP y los Institutos Técnicos Superiores”, destacó la diputada Bielli. Quien adelantó que el Frente de Todos está realizando un relevamiento que será la base para un proyecto de Salidas educativas.

«Es el gran ausente de la formación en muchos casos ya que no hay ningún tipo de política de la Ciudad que promueva el uso de esta herramienta tan valiosa en el proceso de enseñanza y aprendizaje. En la misma línea creemos que hay que trabajar en el vínculo de las escuelas con sus entornos y de los niños y las niñas con la apropiación del espacio público”, señala Bielli y termina: “Hay una demanda muy importante en el fortalecimiento de la educación ambiental en las escuelas. La Ciudad tiene una ley que es del año 2005 cuya aplicación es completamente insuficiente”.