Cristina propuso que el debate entre candidatos se realice en una Universidad Pública

Lo sugirió cuando el resto de los partidos avanzaba hacia un acuerdo para realizarlo el 4 de octubre en la señal TN. CFK pidió que el eje temático sea la situación económica del país y la falta de trabajo.
19 de septiembre de 2017

Cuando los candidatos a senadores por la provincia de Buenos Aires avanzaban en la organización de un debate para el 4 de octubre  en la señal de cable TN, del Grupo Clarín, la ex presidenta Cristina Fernández –que aún no había confirmado si sería de la partida- sorprendió con la propuesta de participar si se organiza en las Universidades, especialmente las de territorio bonaerense.

Al finalizar un acto de Unidad Ciudadana en Berazategui, Cristina fue consultada sobre su posible participación en un debate: "Si, por supuesto", dijo, pero indicó que “se debe organizar en las Universidades. “No creo que empresas privadas puedan estar organizando debates públicos. Yo creo que los debates tienen que darse en las Universidades, fundamentalmente aquí en las Universidades del territorio bonaerense: las carreras de licenciatura de Comunicación, de licenciatura audiovisual, muchas de estas Universidades son el instrumento adecuado” sostuvo la candidata a senadora de Unidad Ciudadana.

Justamente horas antes, un cable de la agencia oficial Télam aseguraba que los representantes de cinco candidatos a senadores en la provincia de Buenos Aires habían acordado adelantar la fecha del debate, a realizarse en la señal TN, para el 4 de octubre, mientras que desde Unidad Ciudadana no estaba decidida la participación de Cristina Kirchner. En ese encuentro firmaron los representantes de Esteban Bullrich (Cambiemos), Florencio Randazzo (PJ), Sergio Massa (1País) y Néstor Pitrola (FIT).

El acuerdo de estos asesores incluyó, como potenciales ejes temáticos:  justicia, seguridad y derechos humanos; modelo de país y relación con el mundo; y economía y desarrollo social.

Además acordaron que el formato será el modelo conocido como "brasileño" (por ser usado para los debates presidenciales del vecino país), con preguntas libres que podrán formularse los candidatos entre sí, sin preanunciar a quién; en el modelo de Argentina Debate de 2015 se sorteaba qué postulante preguntaba a cuál.

Los enviados de Unidad Ciudadana actuaron simplemente como veedores, porque Cristina Fernández no había definido su participación. El representante de Cambiemos, en tanto, había aclarado hace una semana que Esteban Bullrich sólo sería de la partida si debatían todos los candidatos. Es decir, rechazó un debate a solas con la ex presidenta.

Por eso sorprendió la propuesta lanzada por CFK en Berazategui. En principio, porque se mostró dispuesta a debatir, y luego porque sugirió hacerlo en un terreno más neutral que el canal de cable del mayor grupo de medios del país, y un explícito opositor a su figura y su gobierno.

“Los docentes universitarios en materia de comunicación social deben ser los organizadores del debate. No es solamente el espacio geográfico de la Universidad, es también el contenido público de quienes van a ordenar ese debate” dijo la ex mandataria.

Cristina marcó a su vez, otros ejes temáticos para la compulsa: “No puede ser un debate de pelea entre políticos. Lo que hay que discutir es lo que la gente ha votado en las PASO, y la gente ha votado en las PASO contra el ajuste y contra el plan económico. Entonces si vamos a hacerlo es un lugar donde quien organiza es la Universidad Pública, quien conduce el debate es la Universidad Pública, y si además ese debate es sobre el ajuste, la economía, las tarifas, sobre buen trabajo, la industria nacional, las importaciones, ese es el debate que tenemos que dar”, dijo.

 “Me parece que la Argentina merece un debate a fondo sobre la situación económica y hoy el problema de la gente es la falta de trabajo, hoy el problema de la gente es el trabajo precario, hoy el problema de la gente son las tarifas y hoy el problema de la gente es  que va pasar el régimen previsional. Si discutimos de estas cosas no es una facultad discutir, sino una obligación debatir y discutir sobre estas cosas.  Yo quiero discutir sobre esto en un lugar público, organizado por el espacio público y no por empresas privadas, y discutir del ajuste y del plan económico", concluyó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual