Tras la muerte de Liz realizan un pañuelazo en el Hospital Belgrano de San Martín

Durante la protesta por la muerte de la mujer de 34 años que se sometió a un aborto clandestino se cargó sobre los 38 senadores que rechazaron el proyecto de legalización de Interrupción Voluntaria del Embarazo. 

17 de Agosto de 2018

Varias organizaciones se congregaron este viernes en el en repudio a la muerte de una joven mujer que fue atendida como consecuencia de un aborto clandestino en Hospital Interzonal  Manuel Belgrano de San Martín y que estuvo más de 24 horas a la espera de un traslado a una Unidad de Terapia Intensiva.

Impulsado por la CICOP (gremio de médicos bonaerenses) el pañuelazo contó con la presencia de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, ATE, CTA, La Cámpora, Nuevo Encuentro, organizaciones feministas y el acompañamiento de otras organizaciones políticas del distrito.

Los oradores responsabilizaron por la muerte de Liz a los senadores que rechazaron el proyecto de ley de Interrupción Voluntario del Embarazo (IVE). En ese sentido el concejal Ulises Lobo de Unidad Ciudadana expresó: “El aborto clandestino mata, pero también mata la crisis económica que hacen Macri y Vidal, que golpea a las mujeres vulnerables que recurren a un aborto con perejil, que antes tenían la asignación universal y métodos anticonceptivos y que hoy ya no los tienen porque Macri y  María Eugenia Vidal hacen recortes presupuestarios en la salud.”

Los organizadores del reclamo señalaron que  “a una semana del tratamiento del proyecto ya se han producido dos muertes por aborto clandestino en territorio bonaerense”. En el mismo sentido Carolina Corbalán referente del Frente de Mujeres e Igualdad de Géneros de La Cámpora de San Martín advirtió:  “El Estado le negó a las mujeres y a las personas gestantes el derecho a la salud, el derecho a la vida, y a la libertad a decidir sobre sus cuerpos”

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS