Violento asalto a la familia de Stolbizer: “Permanentemente le apuntaban a la cabeza a mi hijo”

En un hecho “absolutamente al voleo”, su hijo sufrió un secuestro y fue luego llevado a su casa, donde les robaron dinero, celulares y otras pertenencias.
1 de Junio de 2017

La diputada nacional Margarita Stolbizer y su familia fueron víctimas de un violento asalto en su casa en Castelar. Uno de sus hijos fue secuestrado y luego llevado al domicilio, donde se produjo el robo.

"Fue un hecho absolutamente al voleo", contó Stolbizer, aún impactada por el hecho, ante los medios que se acercaron a su casa en la madrugada de este jueves.

Según describió la legisladora, el hecho se produjo poco después de la 1.30, cuando su hijo menor, Juan, regresaba de una salida con amigos. "Venía manejando mi auto, que es una Tiguan. Le cruzaron adelante un auto Audi Blanco. Se subieron al auto de él y se lo llevan en los dos autos. Lo pasearon durante 20 minutos o media hora para pedir un rescate pero no los atendíamos, porque no escuchamos las llamadas. Nosotros teníamos los teléfonos apagados. Dieron vueltas con el, lo amenazaron, hasta que lo trajeron de vuelta a casa", relató.

Media hora después, los delincuentes y su hijo regresaron a su casa en el Audi blanco. “Inmediatamente los vi arriba. Entraron sólo dos ladrones y estaban encañonándolo con un revolver en la cabeza a mi hijo", contó.

"Permanentemente le apuntaban a su cabeza. Nos pedían plata y nos decían que lo iban a matar, repetían todo el tiempo que lo iban a matar. Mi marido y yo les dimos la plata que teníamos encima y los celulares", dijo Stolbizer.

Antes de irse, los hicieron tirarse al piso a todos los integrantes de la familia y se llevaron una pequeña caja con relojes y joyas y uno de sus autos. "Lo que más me conmocionó fue la pistola en la cabeza. Ver a mi hijo con un arma en la cabeza y escuchar a hombres que decían que lo iban a matar es algo que no se me va a borrar nunca", agregó.

La diputada nacional agregó que hace 25 años que vive en ese barrio, que no piensa mudarse y que lo que le pasó a su familia "es lo mismo que le pasa a muchos otros vecinos que no tienen la posibilidad de contarlo". "Son muchas las cosas que hay por hacer que no se hicieron desde hace mucho tiempo, son cuestiones que no se resuelven de un día para el otro, tampoco se resuelven con más policías en la calle. La verdad que la Argentina viene envuelta en episodios de este tipo desde hace muchos años y esto demuestra la ineficacia que tenemos todas la estructuras políticas, judiciales y policiales", sostuvo.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS