El futuro del trabajo en la Argentina fue un tema que se coló en la campaña de cara a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias de este domingo. En este tramo final, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se sinceró. Confesó su intención de eliminar la indemnización por despido para ir hacia un “sistema de seguros”, como ya se utiliza en el gremio de la construcción. 

Similar fue la propuesta que hizo el precandidato a diputado nacional en la interna de Juntos por el Cambio Ricardo López Murphy. Expresó en declaraciones a Radio Futurock que “hace como 13 años que no crece el empleo formal y eso es muy desgraciado para nuestra sociedad. Tenemos que generar un nuevo contrato laboral que preserve la lógica de los recursos y de los fondos para el trabajador, pero que no genere litigiosidad. De la litigiosidad come una cantidad de gente que vive de los litigios y eso no es sano para el sistema productivo argentino”. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el Congreso, ya un puñado de Diputados de JXC se habían adelantado hace unos días y presentado en mesa de entradas un proyecto de ley en sintonía con la propuesta del jefe de la Ciudad. La iniciativa fue impulsada por el Héctor Stefani y propone modificar el sistema tradicional de indemnizaciones para crear el Seguro de Garantía de Indemnización (SGI) ante eventuales pérdidas de puestos laborales o cese de actividades. 

El proyecto que cuenta con 15 artículos giró a las comisiones de Trabajo, Previsión y Presupuesto, presididas por diputados del oficialismo. Por lo que, en principio, salvo que se produzca algún acuerdo con el Frente de Todos, la iniciativa está más cerca de guardarse en un cajón que de un tratamiento. Mucho más en el contexto de la contienda electoral. “Se tratará cuando Larreta sea presidente de la Nación, si es que algún día llega”, bromean en el oficialismo. 

El titular de la Comisión de Previsión, Marcelo Casaretto se mostró con una postura totalmente contraria a la iniciativa. En diálogo con Tiempo opinó que es necesario sostener los derechos de los trabajadores y la legislación laboral. “Ellos pedían el voto para supuestamente frenar iniciativas nuestras. Ahora parece que somos nosotros los que tenemos que frenar estas iniciativas de ellos que atrasan varias décadas”. 

“Claramente Larreta y JxC se corren a la derecha para contener a sus votantes que se van con Milei o Espert. Esta propuesta marca una situación de debilidad muy fuerte del espacio, saliendo con estos temas a días de las elecciones”, agregó. 

La redacción del texto propone que “ante caso de renuncia o cese de actividades, jubilación o retiro o despido, fuese este último con o sin causa justa, el empleado percibirá una remuneración del SGI mensual, equivalente a su último salario percibido, hasta el reinicio de actividades u obtención de nuevo empleo”.

Precisa que “dichas cuotas mensuales equivalentes al SGI cesarán cuando éstas superen los meses que correspondan a los años trabajados”. 

Asimismo señala que “en cualquier caso de despido, el empleador deberá pagar el primer mes de indemnización” y que “el trabajador comenzará a percibir las remuneraciones correspondientes a su SGI a partir del segundo mes transcurrido su despido efectivo” 

En los fundamentos del proyecto, el diputado explicó que “tiene por objeto reformar la legislación laboral vigente con el fin de constituir una política pública en materia laboral que permita promover la contratación de trabajadores argentinos en el sector privado, disminuir el gasto público, reducir la carga impositiva laboral”.  

Acompañaron con la firma Omar de Marchi; Francisco Sánchez; Pablo Torello; Alfredo Schiavoni; Fernando Iglesias; Jorge Enriquez y Camila Crescimbeni; y el radical Federico Zamarbide.