“Por nuestro salario. Por los puestos de trabajo. No Volvamos Al Fondo. Paritarias libres. Recomposición del poder adquisitivo. Regularización del empleo público. Emergencia Ocupacional”. Con esta enumeración de consignas, el Consejo Directivo de ATE Capital solicitó la apertura de las paritarias 2018 y planteó la necesidad de discutir, entre otras cosas, cómo “contener los efectos de las tarifas públicas y el transporte de los y las estatales” con el objetivo de “proteger los puestos de trabajo, otorgar estabilidad y fortalecer las políticas públicas”.

En ese sentido, la agrupación gremial decidió movilizarse el próximo miércoles 16 de mayo al Ministerio de Modernización “para que dejen de hacer oídos sordos y torzamos el rumbo de crisis al que nos quieren seguir empujando”, advirtieron en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Luego, explicaron la situación en la que se encuentran los trabajadores del Estado: “En el mes de mayo de cada año, los y las estatales que somos regidos por el Convenio Colectivo General de Trabajo 214/2006, debemos discutir y establecer por negociación colectiva alguna de las condiciones de trabajo, entre ellas la fijación del salario. Las paritarias del 2016 y 2017 han significado la pérdida de poder adquisitivo frente a la inflación, acompañados por considerables aumentos en las tarifas de servicios públicos y transporte, despidos y mayor precariedad en las condiciones de trabajo. Estas políticas, no redundaron en una mejoría en las políticas públicas desempeñadas por el Estado y bienestar económico y social a los y las trabajadoras argentinas. Por el contrario, han creado una crisis y se anuncia el regreso a los planes del Fondo Monetario Internacional”.

Además, en el marco de la vuelta al diálogo con el FMI dispuesta por el gobierno nacional, ATE Capital expresó: “Está presente en la memoria de los y las estatales, como en la mayoría de nuestro pueblo argentino, que las condiciones que pondrá el FMI sólo traerán mayor ajuste a quienes menos tienen, entre ellos los jubilados y pensionados, estatales nacionales, provinciales y municipales, trabajadores y trabajadoras del sector privado, beneficiarios de asignaciones universal por hijo/a. Como ya sabemos, estas ‘recetas’ llevarán a mayor endeudamiento y profundizará el desempleo, el hambre, la inseguridad”.

Finalmente, ante este escenario, advirtieron: “No podemos mirar para otro lado los y las estatales y en especial los representantes sindicales que discutimos en la paritaria. En este difícil tiempo que atravesamos, fijar un nuevo aumento por debajo aún de la meta de inflación del 15%, no abordar la problemática del impacto del tarifazo y mantener los despidos y la precariedad, ahondará un espiral profundizando la crisis. Sólo volcando recursos al bolsillo de los y las trabajadoras argentinas, protegiendo los puestos de trabajo y fortaleciendo el rol que las políticas públicas deben cumplir en favor de la población, es como se mejora la economía para salir de la crisis”.